Publicidad

Hojaldre relleno en versión navideña, una elaboración fácil e informal

Hojaldre relleno en versión navideña, una elaboración fácil e informal
Sin comentarios

La Navidad es la mejor fecha del año para desplegar toda nuestra creatividad en la cocina y sorprender a nuestros seres queridos con los mejores platos. Solemos apostar por ingredientes extraordinarios, elaboraciones un poco más exigentes y presentaciones cuidadas.

Ahora bien, hay un sinfín de opciones sencillas y rápidas ideales para Navidad, como el hojaldre relleno. Además, con un poco de planificación se pueden reutilizar los restos de carnes, pescados o mariscos de la celebración anterior, por ejemplo, de la cena de Nochebuena o la de Fin de Año.

La masa de hojaldre rectangular Buitoni es ideal para elaborar cualquier tipo de hojaldre relleno. El resultado es espectacular y vestirá mucho la mesa navideña si lo servimos y partimos en la mesa, frente a los comensales. Si hemos preparado el relleno con antelación y lo tenemos en la nevera, podremos montarlo y hornearlo poco antes de comer. Así, los anfitriones disfrutarán de la velada tanto como el resto.

Con sus 196 capas de finísima masa, la masa de hojaldre Buitoni resulta muy versátil y es muy sencilla de manipular. Tras su paso por el horno, la masa quedará ligera, crujiente, delicada y muy sabrosa.

Hojaldre relleno de marisco

Ingredientes

  • 1 masa de hojaldre rectangular Buitoni
  • Restos de marisco (gambas, langostinos, mejillones, cigalas, centollo, bogavante, carabineros, etc.)
  • 1/2 cebolla
  • 1 puerro
  • 50 g de mantequilla
  • 50 g de harina
  • 500 ml de leche
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Nuez moscada
  • 1 huevo para pintar

Tiempo de preparación

25 minutos

Tiempo de horneado

25-30 minutos

Dificultad

Fácil

Cómo preparar el hojaldre de marisco paso a paso

Una delicada bechamel con cebolla y puerro

Pelamos y picamos en dados menudos la cebolla. Limpiamos muy bien el puerro, retirando sus hojas exteriores, las raíces y los extremos más verdes. Cuando ya tengamos el corazón blanco, lo picamos en brunoise fina.

En una sartén honda, calentamos la mantequilla junto con un hilito de aceite de oliva virgen extra, que ayudará a que no se queme. Pochamos a fuego suave durante 5-7 minutos la cebolla y el puerro hasta que estén bien hechos y blanditos.

Añadimos la harina, removemos y cocinamos un par de minutos. para quitar su sabor a crudo. Después, añadimos la leche, que debe estar caliente o tibia para no formar grumos, y removemos constantemente hasta que la bechamel espese bien. Al final, ponemos a punto de sal, pimienta negra y nuez moscada.

Preparamos el marisco

Pelamos y picamos los mariscos en dados. Para este hojaldre relleno, sirven gambas, langostinos, cigalas, carabineros, carne de centollo o bogavante, mejillones, etc. Lo ideal es aprovechar los restos que nos hayan quedado de alguna de las comidas de estos días.

Una vez picado, añadimos el marisco a la bechamel y, ya fuera del fuego, mezclamos bien. Dejamos enfriar.

Damos forma al hojaldre, y al horno

Precalentamos el horno a 200 °C. Extendemos la masa de hojaldre sobre el papel que la envuelve en una bandeja para hornear y colocamos el relleno en el hojaldre a lo largo, sin acercarnos demasiado a los bordes. Lo cerramos enrollándolo y cerrando los extremos hacia abajo.

Pinchamos con un tenedor y hacemos un pequeño agujero en el centro del hojaldre relleno para que no se hinche. Pintamos la superficie con el huevo batido y horneamos durante 25 o 30 minutos, hasta que el hojaldre esté bien dorado.

Trenza de hojaldre rellena de foie y manzana

Ingredientes

  • 1 masa de hojaldre rectangular Buitoni
  • 150 g de foie micuit
  • 1 manzana reineta
  • 50 g de piñones
  • 2 cucharadas de mermelada de higo
  • Sal
  • Pimienta negra
  • 1 huevo para pintar

Tiempo de preparación

10 minutos

Tiempo de horneado

25-30 minutos

Dificultad

Fácil

Cómo preparar la trenza de hojaldre rellena de foie y manzana paso a paso

Un sabroso relleno de foie con toques dulces y crujientes

daos paté

Troceamos el foie micuit en dados menudos y los colocamos en un bol. Aparte, pelamos, descorazonamos la manzana y la picamos en dados menudos. La añadimos al bol junto con el foie micuit y lo mezclamos bien con la ayuda de una cuchara o espátula de silicona.

Incorporamos a este relleno un puñado de piñones, que aportarán el toque crujiente, y también la mermelada de higos. Mezclamos todo bien para integrar. Finalmente, aliñamos con sal y pimienta negra molida.

Damos forma a la trenza de hojaldre

En primer lugar, encendemos el horno a 200 °C para que vaya tomando temperatura. Mientras, estiramos el hojaldre sobre la bandeja cubierta con el mismo papel que envuelve la masa. Colocamos el relleno en la parte central del hojaldre, a lo largo, dejando los laterales libres.

relleno y corte

Cortamos esos laterales de masa en tiras diagonales, en el mismo sentido en ambos lados, de 1,5-2 cm de ancho. A continuación, vamos cerrando la trenza de hojaldre, tapando el relleno de foie y manzana con los flecos de masa. Al cerrar, alternamos un trozo de masa de la izquierda con otro de la derecha, cruzándolos por encima del relleno. Los extremos los metemos hacia dentro, por debajo de los flecos.

Pintamos y horneamos la trenza

Batimos el huevo y pintamos toda la superficie de la trenza de hojaldre con la ayuda de un pincel de cocina. Metemos en el horno y cocemos a media altura entre 25 o 30 minutos, hasta que la trenza tenga un bonito color dorado.

Hojaldre relleno de carne para Navidad

Ingredientes

  • 1 masa de hojaldre rectangular Buitoni
  • 450 g de sobras de un guiso de carne (cordero asado, cochinillo, etc.)
  • 4 chalotas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 zanahoria
  • 40 g de ciruelas pasas deshuesadas
  • 125 ml de brandy
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 pizca de tomillo
  • 1 pizca de romero
  • 1 huevo para pintar

Tiempo de preparación

20 minutos

Tiempo de horneado

25-30 minutos

Dificultad

Fácil

Cómo preparar el hojaldre relleno de carne paso a paso

Todo empieza con un buen sofrito

Pelamos las chalotas y las picamos en brunoise fina. Pelamos también el ajo, lo partimos para retirarle el germen y lo picamos bien finito.

Acercamos una sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y pochamos a fuego muy suave las verduras.

Incorporamos la carne y el resto de ingredientes

Añadimos las ciruelas pasas deshuesadas y picadas y ponemos a punto de sal y pimienta negra recién molida. Incorporamos también la carne, troceada.

Ponemos el brandy y prendemos fuego con una cerilla para flambear. Debemos realizar esta operación con cuidado y siempre con la campana extractora de humo apagada. Cuando la llama se haya apagado por sí sola, agregamos el tomillo y el romero y seguimos cocinando unos minutos más, hasta que el jugo haya reducido.

Rellenamos el hojaldre y al horno

masa

Antes de nada, precalentamos el horno a 200 °C para que, cuando metamos el hojaldre, el horno esté en la temperatura justa. Extendemos la masa de hojaldre con el papel que la envuelve sobre una bandeja de horno y colocamos el relleno de carne a lo largo. Lo cerramos enrollándolo y con los extremos hacia abajo. Pinchamos con un tenedor y hacemos un pequeño agujero en el centro para que no se hinche.

Batimos el huevo y pintamos con él la superficie del hojaldre. Lo metemos al horno durante 25 o 30 minutos o hasta que el hojaldre tenga un bonito color dorado.

Coulibiac o pastel ruso de salmón y hojaldre

Ingredientes

  • 1 masa de hojaldre rectangular Buitoni
  • 2 lomos de salmón (unos 450 g)
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 200 g de setas variadas o champiñones portobello
  • 200 g de hojas de espinaca baby frescas
  • 60 ml de nata para cocinar
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 huevo para pintar

Tiempo de preparación

30 minutos

Tiempo de horneado

25-30 minutos

Dificultad

Media

Cómo preparar el coulibiac o pastel ruso de salmón y hojaldre paso a paso

Un sofrito sencillo

Pelamos y picamos en dados menudos el ajo y la cebolla. Los pochamos en una sartén con un hilo de aceite de oliva virgen extra a fuego suave durante 5 minutos.

La farsa se completa con setas y espinacas

Añadimos al sofrito las setas picadas grosso modo, subimos un poco el fuego, dado que las setas suelen soltar bastante agua, y salteamos durante 10 minutos. Luego, incorporamos las espinacas frescas y salteamos un par de minutos más a fuego vivo, pues las espinacas también sueltan bastante agua y debe evaporarse.

Incorporamos la nata para cocinar y continuamos la cocción hasta que reduzca y tengamos una mezcla más bien espesa. Ponemos a punto de sal y pimienta negra y dejamos enfriar ligeramente.

Rellenamos el hojaldre

Encendemos el horno a 200 ºC para que vaya cogiendo temperatura. Mientras, extendemos la masa de hojaldre sobre el papel que la envuelve en una fuente para horno. Colocamos una base de la mezcla de espinacas y setas a lo largo del hojaldre.

Ponemos encima los lomos de salmón, bien limpios de piel y espinas, y salados. Ponemos más farsa por encima, de tal forma que quede cubierto.

Cerramos el hojaldre enrollándolo y con los extremos hacia abajo, sin olvidar el paso de pinchar con un tenedor y hacer un pequeño agujero en el centro.

¡Al horno!

Batimos el huevo y pintamos, con la ayuda de un pincel de cocina, la superficie del hojaldre. Horneamos durante 25 o 30 minutos o hasta que el hojaldre esté bien dorado.

Trucos y consejos para un excelente hojaldre relleno

Organización en la cocina

organización

Un hojaldre relleno puede ser una excelente opción para evitar el desperdicio de alimentos y aprovechar los restos de celebraciones anteriores.

Solo debemos tener previsto qué vamos a cocinar como plato principal, por ejemplo, en Nochebuena, para contar con los ingredientes que acompañen como sofrito a ese ingrediente principal que se convertirá en el relleno del hojaldre que haremos el día de Navidad.

Cuida la presentación

A todos nos gusta comer por los ojos siempre. Pero, en Navidad, es especialmente importante. Sirve tu hojaldre relleno en una bonita bandeja de presentación.

Un truco precioso para emplatar esta especialidad es hornear unas pequeñas figuras, también de hojaldre, al mismo que tiempo que cocinas el plato. Unas estrellitas, por ejemplo, para colocar en la bandeja alrededor del hojaldre relleno. Las puedes disponer alternadas con algún fruto seco o grosellas que den color al conjunto.

Con qué maridar un hojaldre relleno

En función del relleno de cada hojaldre, buscaremos diferentes armonías en la copa. No obstante, un vino espumoso rosado, de uvas macabeo, parellada o xarel·lo, con buena acidez y, por supuesto, un champán rosado, maridarán a las mil maravillas con cualquiera de los hojaldres rellenos propuestos.

Además, el hojaldre relleno de carne lo podemos maridar también con un vino de Toro, una denominación de origen que ya nada tiene que ver con aquellos vinos recios de antaño, y que hoy en día está elaborando verdaderas delicias con cuerpo y presencia.

Para los hojaldres rellenos con marisco o salmón, un vino blanco, de uva Godello, por ejemplo, de la DO Valdeorras, tan complejos como elegantes, será perfecto.

Si quieres descubrir más recetas y trucos para cocinar con masa de hojaldre, empanada, brisa u obleas, te lo contamos todo en el Espacio Triunfa con Buitoni.

Consejo ofrecido por la marca

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio