Publicidad

Surtido de croissants (dulces y salados) para un picoteo con mucho sabor

Surtido de croissants (dulces y salados) para un picoteo con mucho sabor
Sin comentarios

Montar un picoteo diferente y original o una divertida merienda con amigos, incluso teniendo que improvisar, es más fácil de lo que parece. Con la masa de hojaldre rectangular Buitoni tan solo emplearás unos minutos para hacer unos deliciosos croissants con distintos rellenos. Un acierto seguro.

También puedes prepararlos con antelación, si tienes la oportunidad. Si los congelas antes de la cocción, llegado el momento de utilizarlos, solo tendrás que dejarlos descongelar ligeramente y ajustar ligeramente el tiempo en el horno. Quedarán crujientes en poco tiempo y listos para servir.

Tanto en su versión dulce como en la salada, la clave para triunfar con tus croissants reside en usar ingredientes de calidad, como la masa de hojaldre rectangular Buitoni, que no se rompe, es fácil de manipular y te garantiza la textura perfecta.

Receta de croissants de jamón y queso

Ingredientes

  • 1 masa de hojaldre rectangular Buitoni
  • Mantequilla en cantidad suficiente para untar las dos masas de hojaldre
  • 200 g de jamón York en lonchas
  • 200 g de queso para fundir en lonchas
  • 1 huevo batido

Tiempo de preparación

10 minutos

Tiempo de horneado

10-15 minutos

Dificultad de la receta

Fácil

Cómo hacer los croissants de jamón y queso

Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.

Preparación de la masa

Desenrollamos la masa de hojaldre y cortamos triángulos alargados de 8 cm de base y casi el doble de altura.

Relleno de los croissants

Untamos cada triángulo con mantequilla y lo cubrimos con una loncha de jamón y otra de queso. Empezando por el lado más ancho, vamos enrollando el triángulo en espiral, hasta darle forma de croissant.

Horneado

Pintamos ligeramente con huevo batido y los vamos colocando sobre una bandeja de horno cubierta con el mismo papel en que venía envuelta la masa.

Horneamos a 180ºC durante 10-15 minutos o hasta que la superficie esté bien dorada y el hojaldre crezca. Podemos servir templados o fríos.

Receta de croissants de jamón y queso

Receta de croissants de sobrasada, queso brie y miel

Ingredientes

  • 1 masa de hojaldre rectangular Buitoni
  • 250 g de sobrasada para untar
  • 250 g de queso brie
  • Miel al gusto
  • 1 huevo batido

Tiempo de preparación

10 minutos

Tiempo de horneado

10-15 minutos

Dificultad de la receta

Fácil

Cómo hacer los croissants de sobrasada, queso brie y miel

Preparación de la masa de hojaldre

Desenrollamos la masa de hojaldre y, sin necesidad de estirarla con el rodillo, la cortamos en triángulos de unos 8 cm de base y aproximadamente unos 16 cm de altura. Vamos precalentando el horno a 180ºC.

Preparación del relleno

Para que la sobrasada sea más fácil de extender, lo mejor es calentarla ligeramente en el microondas. Lo mismo podemos hacer con el queso, después de quitarle la corteza. Debemos ir siempre con mucho cuidado para que no se estropeen estos ingredientes por efecto del calor del electrodoméstico.

Relleno y formado de los croissants

A continuación, repartimos la sobrasada y el queso sobre cada triángulo y los enrollamos en espiral empezando por la base más ancha hasta llegar al final, dándole forma de croissant y sellando bien el pico que ‘cierra’ el croissant para que no se nos abra en el horneado.

Horneado

Colocamos sobre una bandeja de horno encima del mismo papel en el que venía envuelta la masa y pintamos ligeramente su superficie con huevo batido ayudándonos con una brocha de cocina. Horneamos a 180ºC durante 10-15 minutos hasta que el hojaldre suba y la superficie esté bien dorada. Servimos regados con la miel.

Receta de croissants de sobrasada, queso brie y miel

Receta de croissants de chocolate y crema de chocolate

Ingredientes

  • 1 masa de hojaldre rectangular Buitoni
  • 1 tableta de chocolate (al gusto: negro, blanco o con leche)
  • 200 g de crema de chocolate y avellanas
  • 1 huevo batido

Tiempo de preparación

10 minutos

Tiempo de horneado

10-15 minutos

Dificultad de la receta

Fácil

Cómo hacer los croissants de chocolate y crema de chocolate

Preparado del relleno

Empezamos picando el chocolate. Para ello, lo ponemos sobre una tabla de madera y con un cuchillo lo vamos troceando menudo, da igual si los trozos son irregulares. A la vez, vamos precalentando el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.

Corte de la masa

Desenrollamos la masa de hojaldre (no es necesario estirarla con el rodillo) y la cortamos en triángulos. Las medidas son 8 cm de base y unos 15-16 cm de altura.

Formado de  los croissants

Untamos cada triángulo con la crema de chocolate y después lo espolvoreamos con el chocolate que hemos picado con el cuchillo. Después, enrollamos el triángulo en espiral empezando por la base más ancha y seguimos enrollando la espiral hasta que demos forma al croissant.

La cocción

Colocamos los croissants en una bandeja de horno sobre el papel en el que viene la masa envuelta y los pintamos con una brocha de cocina con huevo batido —lo justo— por la superficie. Por último, los horneamos unos 10-15 minutos a 180ºC hasta que el hojaldre suba y se doren.

Trucos y consejos: qué tener en cuenta

Manipular la masa lo menos posible

La masa de hojaldre es muy delicada, se mantiene muy bien cuando está fría por eso conviene toquetearla lo menos posible. Como en este caso nos interesa que la masa suba y se hinche, lo mejor es no estirarla con el rodillo antes de cortarla en triángulos.

Pintar los croissants con huevo batido

Si pintamos la masa con huevo batido antes de meterla en el horno para cocerla, el hojaldre adquirirá un atractivo y brillante color dorado. Conviene no embadurnar demasiado el hojaldre con el huevo, basta con una capa ligera.

Horneado perfecto

Tenemos que precalentar el horno con antelación, para que haya alcanzado la temperatura necesaria cuando metamos los croissants para ser horneados. Debemos intentar que los croissants estén lo más fríos posible, para que el cambio de temperatura provoque que la masa de hojaldre suba y su mantequilla se derrita, así que si tienes tiempo, déjalos reposar un ratito en el frigorífico antes de hornear. El resultado será una masa esponjosa y crujiente.

Foto Croisant4

Otras recetas de croissants y aperitivos de picoteo dulces y salados

Opciones saladas

Los croissants se pueden rellenar de casi cualquier cosa y el resultado siempre es delicioso. Una mezcla de tres quesos con nueces picadas, jamón de York con taquitos de piña, gambas con lechuga cortada en juliana y salsa rosa, carne asada con mostaza o merluza con puerro y bechamel.

Opciones dulces

Los rellenos dulces son ideales para ser envueltos en una lámina de crujiente hojaldre. Como ocurre con las opciones saladas, las dulces son también numerosas. Dulce de leche, crema pastelera con piñones tostados, membrillo, fresas con nata, mermeladas o frutos secos con manzana caramelizada.

Con qué podemos acompañar los croissants

Dependerá un poco de que el relleno de nuestros croissants sea salado o dulce para que escojamos un acompañamiento u otro.

Acompañamientos para croissants salados

Una ensalada de lechugas verdes variadas, arroz blanco hervido, salsa de tomate casera, una ensalada caprese con tomate y mozzarella, unas verduras asadas, remolacha y zanahoria ralladas o unas patatas fritas.

Acompañamientos para croissants dulces

Un vaso de leche fría, café, té, un batido, nuestro helado preferido, nata montada, lemon curd, helado, salsa de chocolate, mantequilla, mermelada, un coulis de fruta fresca, miel, sirope o una salsa de caramelo.

Si quieres descubrir más recetas y trucos para cocinar con masa de hojaldre, empanada, brisa u obleas, te lo contamos todo en el Espacio Triunfa con Buitoni.

Consejo ofrecido por la marca

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios