Siete ideas fáciles y veraniegas para preparar una comida especial en la terraza con un toque festivo

Siete ideas fáciles y veraniegas para preparar una comida especial en la terraza con un toque festivo
Sin comentarios

Ha llegado el buen tiempo ¡por fin!, y con él las ganas de invitar a la familia o a los amigos a disfrutar de una comida en la terraza. Pero no una comida cualquiera. El cielo azul, el sol, las flores que aparecen por todas partes… todo anima a darle un aire veraniego y de celebración.

Un encuentro relajado con recetas deliciosas pero fáciles de preparar para pasar muy poco tiempo en la cocina y mucho al aire libre, con los nuestros.

Decoracion Amapolas Blancas

¿El truco para que sea inolvidable? Dejar la mayoría de platos listos, o casi, con antelación, y decorar la mesa con una colección tan bonita como la ANLEDNING de IKEA, llena de amapolas y de color. Como decía Gustavo Adolfo Bécquer, “mientras haya en el mundo primavera, ¡habrá poesía!”, y a eso vamos, a hacer poesía de un sábado o un domingo cualquiera.

Un cóctel con mucho estilo

¿Hay algo más festivo que un cóctel? Sí, un cóctel de champán. Así que vamos a recibir a nuestros comensales con un Cóctel French 76, una versión más sencilla del mítico Cóctel French 75, que nació en París hace más de 100 años.

Coctel Champan Fresas

Solo necesitamos champán bien frío, unas gotas de vodka, un chorrito de zumo de limón, unas fresas para adornar, y unas elegantes copas ANLEDNING. Las proporciones van al gusto, aunque podemos prescindir del vodka si queremos un combinado más suave o incluso hacer un trampantojo con agua con gas, para los que no beben alcohol, coronado con una pajita de vidrio. Tan sofisticada como sostenible.

Un combinado a juego con la decoración de la mesa, que tiene el rojo y el blanco como protagonistas. En el siguiente vídeo están todos los detalles para organizarla:

La comida compartida sabe mejor

Estamos de fiesta, así que vamos a rememorar esas celebraciones en las que se sirven muchas cosas ricas para probar en el centro, y nos dedicamos a pasarnos los platos de un extremo a otro, para compartirlo y degustarlo todo.

Pero como lo informal no quita lo exquisito, en la presentación y el sabor de las recetas está la clave para triunfar. ¿Ejemplos? Unas tartaletas rellenas de crema de remolacha y gorgonzola o un hojaldre con espinacas, pasas y piñones.

Tartaletas Remolacha

Para las tartaletas horneamos unas obleas usando un molde para magdalenas o flanes. El relleno se prepara triturando en un bol 3 remolachas cocidas, 100 g de queso fresco y un trocito de gorgonzola al gusto, previamente derretido con medio vasito de nata. Dejamos enfriar un poco, rellenamos y terminamos espolvoreando pistacho molido alrededor.

El hojaldre de espinacas se puede dejar listo un poco antes y hornear en el último momento para degustarlo templado. Sofreímos cebolla cortada muy finita, y cuando esté tierna agregamos las pasas y los piñones para que se tuesten. Por último incorporamos la espinaca fresca, cocinamos un par de minutos y retiramos del fuego.

Extendemos una masa de hojaldre y la pinchamos con un tenedor, excepto en los bordes que pintaremos con huevo batido. Disponemos encima las espinacas y horneamos unos 15 minutos a 180º, o hasta que el hojaldre esté dorado. Después cortamos en forma de triángulos y servimos.

Hojaldre Espinacas

Las posibilidades son muchas, tablas de ibéricos, ensalada de pomelo y bacalao ahumado servida en las copas de cava ANLEDNING, o sándwiches de Reina pepiada, con un relleno similar al que utilizan en venezuela para sus famosas arepas; una mezcla de pechuga de pollo hervida y troceada, aguacate machacado, cebolleta picada, y mayonesa.

Para llevar y servir estos bocados salados, las bandejas de la misma colección son perfectas, ya que al ser de bambú son ligeras y decorativas. Si lo que queremos organizar es una comida tipo bufé, los invitados podrán sostener cómodamente los platos individuales ANLEDNING, también de bambú, con un ingenioso diseño para encajar la copa y que no se caiga.

Postres para tocar el cielo

Si una película tiene un buen final nos va a parecer doblemente buena. Lo mismo pasa con los libros y también con las comidas. El postre es ese broche de oro que no puede faltar, y aquí van dos propuestas para no perder el toque de fiesta: coquitos de leche condensada y mini tartas con nata y fresa.

Mini Tartas Fresa Nata

Los coquitos son muy sencillos de preparar, solo necesitamos dos ingredientes, coco rallado y leche condensada, en la misma proporción, por ejemplo, 250 g cada uno. Se mezcla todo hasta hacer una masa y con las manos húmedas se forman los coquitos con forma de cono.

Después se espolvorean con coco rallado, se colocan en los moldes para hornear ANLEDNING y se hornean a 180º unos 20 minutos, o hasta que estén dorados. Se dejan enfriar y ¡listos! Son simplemente irresistibles, y en la bandeja de vidrio ANLEDNING se ven espectaculares.

Otra solución rápida y vistosa es comprar una base de tarta de calidad y cortarla con un molde para hacer mini tartas que coronaremos con nata y fresas. Si las presentamos en la bandeja protectora de insectos de la colección ANLEDNING parecerá que nos hemos trasladado a uno de esos maravillosos almuerzos que pintaba Renoir en primavera.

Guirnaldas

La última pincelada para una comida bucólica con la que dar la bienvenida a la primavera, rodeados de amapolas, guirnaldas, velas y buena charla.

Eso sí, ten en cuenta que con un ambiente tan acogedor la sobremesa será larga (prepara café, infusiones o algún licor)... y seguro que todos se marchan deseando repetir muy pronto.

Comentarios cerrados
Inicio