Tres trucos para triunfar con una tortilla vegana

Tres trucos para triunfar con una tortilla vegana
Sin comentarios

Nadie debería renunciar al placer de disfrutar de una buena tortilla de patatas. Con ella siempre tienes el éxito asegurado, incluso puedes prepararla en un tiempo récord aunque seas un novato en la cocina. Pero, ¿y si hay veganos en casa? No te preocupes, pues si tú o alguien de tu familia o amigos habéis dejado de consumir ingredientes animales, tenemos la receta ideal para preparar una tortilla vegana tan sencilla como deliciosa.

La versatilidad del puré de patatas Maggi te lo pone muy fácil para conseguir una tortilla perfecta con muy poco tiempo y esfuerzo. Elaborado con un 99% de patata de primera calidad, es tu aliado secreto para lograr una tortilla jugosa con el mejor sabor tradicional. Solo tienes que preparar el puré con una bebida vegetal que te guste en lugar de leche, y te quedará igual de riquísimo que siempre.

¿Y cómo sustituimos los huevos de una clásica tortilla? Muy fácil, con harina de garbanzos diluida en un poco de agua. Las propiedades de la legumbre permiten que, al combinarla con el cremoso puré, podamos cuajar la tortilla como siempre, y todo con ingredientes 100% vegetales.

Ingredientes

  • 57 g (1/2 sobre) de puré de patatas Maggi
  • 200 ml de leche vegetal natural (soja, avena, almendras...)
  • 180 ml de agua
  • 70 g de harina de garbanzos
  • 1 pizca de sal negra kala namak (opcional)
  • 5 ml de vinagre de manzana
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra

Tiempo de preparación

10 minutos

Tiempo de cocción

20 minutos

Dificultad

Fácil

Cómo preparar la tortilla de patatas vegana paso a paso fácilmente

El puré de patatas

Empezamos preparando el puré de patatas. Para ello, calentamos la bebida vegetal escogida con un poco de sal y pimienta, y antes de que vaya a  romper a hervir retiramos del fuego y añadimos los copos de puré. Esperamos unos instantes antes de remover y obtener así un puré de patatas espeso.

La masa final

Tortilla Vegana Pure

A continuación, mezclamos en un recipiente aparte el agua con la harina de garbanzos tamizada, batiendo bien con unas varillas manuales hasta que no haya grumos. Agregamos la sal negra, si la usamos, y el vinagre. Combinamos ahora esta mezcla con el puré de patatas, mezclando hasta formar una masa homogénea.

El cuajado de la tortilla

Ya solo nos queda cocinar la tortilla. Calentamos una sartén antiadherente de unos 20 cm de diámetro con un poco de aceite de oliva. Echamos toda la masa, repartiéndola bien, y cuajamos la tortilla a fuego medio, durante unos 5-7 minutos por cada lado, dándole la vuelta con ayuda de un plato. Debe quedar bien cuajada por dentro.

Los mejores trucos y consejos para preparar una tortilla vegana perfecta

Bebida vegetal de sabor neutro

Cualquiera de las llamadas leches vegetales disponibles puede ser un buen sustituto de la leche de vaca, y, a la hora de preparar una tortilla vegana, solo tienes que escoger la que más te guste o consumas habitualmente en casa. Ten en cuenta, eso sí, que sea de sabor neutro y natural, sin azúcares o aromas añadidos. Si quieres una tortilla un poco más cremosa y densa puedes mezclarla con una parte de nata vegetal.

Evita los grumos secos

La harina de garbanzos tiende a formar grumos si no se mezcla bien, por eso es importante tamizarla antes de preparar la masa, usando un colador de malla fina o un tamizador de repostería. Asegúrate de que queda bien disuelta en el agua antes de combinarla con el puré de patatas preparado.

Un buen cuajado

El último punto clave de esta receta está en el cocinado, que debe estar en su punto para que el interior de la tortilla esté bien cuajado. De lo contrario, podrías obtener una tortilla con regusto a harina cruda. Para que sea más fácil, evita las sartenes pequeñas y controla la potencia del fuego.

Otras recetas veganas

Con un poco de creatividad y una despensa bien equipada, es muy fácil preparar todo tipo de recetas adaptadas al veganismo que todos pueden disfrutar en casa, simplemente sustituyendo los ingredientes de origen animal más comunes por equivalentes vegetales.

Hummus de muchos sabores

Humus

Los garbanzos y la tahina son ingredientes muy nutritivos y ricos en proteínas vegetales de gran calidad. Además de la receta original, puedes preparar mil versiones, añadiendo remolacha cocida, pimiento asado, aguacate, ajo negro... o cambiando los garbanzos por otra legumbre, como lentejas, altramuces o alubias. Un truco: añade una cucharada de puré de patatas Maggi a la mezcla para conseguir una textura más cremosa.

Salsa boloñesa, picadillo, hamburguesas o albóndigas

Empleando soja texturizada en sustitución de la carne picada, puedes cocinar todo tipo de recetas tradicionales. Utiliza la variedad de textura fina para lograr un acabado más uniforme, especialmente si vas a formar hamburguesas o enriquecer una salsa. Pruébala, por ejemplo, en un pastel gratinado con puré de patatas.

Historia y origen de la comida vegana

La comida o alimentación vegana se engloba dentro de una filosofía que abarca todos los aspectos de la vida, pues tiene también componentes éticos y morales de máximo respeto por todos los animales. El término se acuñó en 1944 por Donald Watson para diferenciarlo del vegetarianismo, que sí acepta el consumo de otros ingredientes de origen animal, como leche, miel o huevos.

Los orígenes del veganismo, por tanto, hay que buscarlos en la alimentación vegetariana, que se remonta ya a las antiguas civilizaciones, como la India, Grecia o Roma. Durante la Edad Media, fueron las comunidades monásticas las que promovieron renunciar a la carne como parte de la abstención religiosa y la vida ascética, hasta que en el siglo XIX nació la primera comunidad vegetariana oficial en el Reino Unido.

Imágenes: Maggi y Shutterstock/Kat Ka

Descubre la versatilidad del puré Maggi en el espacio Cocina con Maggi. Encontrarás recetas fáciles para el día a día o para ocasiones especiales.

Consejo ofrecido por la marca
Inicio