Compartir
Publicidad
Publicidad

El té Earl Grey

El té Earl Grey
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace poco os comentaba que el Té Earl Grey es un acompañamiento perfecto para pasteles y galletas. En realidad el Earl Grey es un té negro, fuerte, de sabor intenso, normalmente procedente de la India o Sri Lanka, aromatizado con aceites esenciales de una planta cítrica, la bergamota, que le proporciona su sabor y aromas característicos. Es uno de los tés más populares y es uno de los favoritos de los ingleses y norteamericanos, aparte de ser la bebida favorita de personajes de ficción como el comandante Picard de Star Trek, o de James Bond.

El nombre deriva del inglés Charles Grey, segundo conde de Grey, un primer ministro reformador muy popular a principios del siglo XIX. Durante su gobierno se prohibió la esclavitud. Según se dice, esté té aromatizado le llegó a través de un regalo diplomático de la China.

La esencia de bergamota añadida a este original té se obtiene a partir de la corteza de este árbol cítrico, que crece en el sur de Francia y en Italia. La bergamota tiene propiedades antisépticas y antidepresivas, ayudando a calmar la ansiedad. Además, se dice que ayuda a tratar los síntomas de resfriados y gripe.

planta bergamota
Pero sobre todo, el sabor y aroma de este té Earl Grey es delicioso, ligeramente amargo, con notas cítricas. Una vez que lo pruebas, te cuesta pasarte a otros tipos de té. Tengo un amigo que es tan “adicto” que lleva siempre encima su bolsita de earl grey, eso sí, siempre de la marca Twinings, según él la mejor.

Los muy ortodoxos lo pueden tomar sin leche ni azúcar, para apreciar mejor sus aromas, pero en Inglaterra se sirve con azúcar, que puede ser “demerara”, morena de caña, o blanca, y unas gotas de leche o crema de leche. Es cuestión de gustos.

conde charles grey
Si puedes, prueba mejor en tetera, ya que el té que se utiliza en las bolsitas, que llaman polvo de té, en realidad se hace con los restos del envasado de los tés de hoja, pulverizados. El té de hoja, es mucho mejor, sobre todo cuando se deja reposar en la tetera, ya que las hojas se extienden y sueltan todo sus aromas naturales, produciendo un té más equilibrado, natural y fragante. Así lo disfrutaremos en la forma más pura posible.

Os hablaré más adelante de cómo preparar de la forma más ortodoxa un té ingles en toda regla, todo un ritual del té de las cinco.

En Directo al Paladar | La ceremonia del té de las cinco (parte I, la infusión)
En Directo al Paladar | Té verde, de la China a Marruecos
En Directo al Paladar | El té verde
En Directo al Paladar | Todo sobre el té

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos