Compartir
Publicidad
Publicidad

Una guía de los tés; té negro, verde y oolong

Una guía de los tés; té negro, verde y oolong
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace poco os hablaba del ritual del té de las cinco, una costumbre muy británica. Normalmente se utilizan tés negros fermentados procedentes de la India, China o Sri Lanka, que son los principales productores, pero también hay otros países con producciones considerables, como Rusia, Kenia o Japón. Aquí os ofrezco una práctica guía de los tés del mundo.

El té se elabora a partir de las hojas de un arbusto de la familia de las camelias, que necesita climas húmedos y frescos, como el que ofrecen las montañas boscosas de las principales zonas productoras. La recolección de las hojas se hace a mano, con delicadeza.

Luego se secan al calor durante varias horas y más tarde son tostadas con aire seco y caliente, lo que potencia el sabor y propiedades del té. Es el caso del llamado “té negro fermentado” y todas sus variedades. Además, estos tés fermentados pueden aromatizarse con esencias naturales, como el té Earl Grey, aromatizado con esencia de bergamota.

Pero en muchos países, sobre todo en China y Japón, se consume el té seco sin fermentar, el llamado “té verde”, mucho más suave de sabor y muy aromático, con un punto amargo, y utilizado igualmente por los habitantes del Magreb para hacer su tradicional té verde a la menta.

Además existe otra variedad intermedia, el té oolong, semifermentado, en el que las hojas de té frescas son sometidas al calor menos tiempo, con lo que se obtiene un té más ligero.

Las hojas del té verde y oolong normalmente están enteras y enrolladas, mientras que las del té negro se presentan en forma de hojas seleccionadas según el tamaño, o incluso en forma de hojas troceadas, para que las esencias naturales se desprendan con más facilidad.

El tipo de té utilizado condiciona la forma de servirlo. Los tés negros, más fuertes, pueden suavizarse con leche o perfumarse con una rodaja de limón. Sin embargo, la delicadeza del sabor y aromas del té verde, del oolong y otros tés perfumados hace que se prefiera degustarlos al natural, sin añadidos.

Pronto os hablaré de los principales tés más conocidos en todo el mundo.

Vía | "La Gran Cocina" tomo Vinos y Bebidas. Editorial Salvat. En Directo al Paladar | La ceremonia del té de las cinco (parte I, la infusión) En Directo al Paladar | La ceremonia del té de las cinco (parte II, el servicio)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos