Compartir
Publicidad

Cata de queso Le bon Grivois

Cata de queso Le bon Grivois
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

El queso que veis en la foto es un trozo de Le bon Grivois. Un queso francés, hecho por un pequeño artesano de Haut-Doubs. La leche con la que se elabora de forma artesanal procede de vacas de la región de Montbéliard, que solo se alimentan de hierba y pastos, en libertad y sin probar piensos.

Es un queso blando con corteza semi lavada con leche cruda. Su curación se hace durante tres semanas, en un ambiente muy húmedo, sobre una plancha de abeto y se frota cada dos días con agua y sal, no añadiéndole ningún colorante.

Probamos el queso Le Bon Grivois

Cata de queso Le bon Grivois

Se suele encontrar en piezas de menos de medio kilo y posee un contenido mínimo de 45% de grasa. Su textura en apariencia y consistencia es similar al Arzúa Ulloa, aunque la corteza y tamaño no se parezca en nada, igualmente el aroma del queso es diferente, como más de leche fresca.

En boca, aunque es un queso suave, sorprende el toque amargo que le confiere su corteza. Sin embargo, sorprende porque es un queso con sabor, dulce, con un ligero sabor a frutos secos. De hecho si tenéis oportunidad de probarlo espero que me contéis pero me da cierto toque de avellana, muy suave.

Se puede degustar tanto con unas tostadas de pan o con unas nueces y una copa de vino o bien usarlo para cocinar, gratinándolo y añadiéndolo a unas patatas asadas o con carne, por ejemplo.

Como curiosidad comentar que en el propio paquete de Le bon Grivois vienen recetas (en francés eso sí) en la parte inferior, así que si os apetece probarlo, ya no tenéis excusa.

En Directo al Paladar | En Directo al Paladar |

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos