Compartir
Publicidad

Comprar bueno, bonito y barato también en Navidad

Comprar bueno, bonito y barato también en Navidad
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Entramos en la fase en la que los consumidores empezamos a realizar algunas de las compras necesarias para el disfrute de las fechas navideñas, naturalmente en Directo al Paladar nos referimos a los alimentos, con los que hay que tener especial cuidado a la hora de adquirirlos, ya que por estas fechas las estafas proliferan y es posible que nos den gato por liebre.

Los productos envasados, los turrones, jamones, etc., son el cebo con el que el timador pretende seducir a los consumidores, las etiquetas falsificadas se encuentran a la orden del día y puedes encontrarte comprando un supuesto jamón de bellota con Denominación de Origen totalmente falso y por tanto pagar un precio que no le corresponde. De igual modo ocurre con el resto de productos que suelen alcanzar altos precios durante la época navideña a causa de la demanda. En diversas ocasiones hemos informado sobre las etiquetas que un jamón debe incorporar pero, si éstas son falsas de poco sirven. Lo más recomendable sería realizar las compras en establecimientos que proporcionen una cierta garantía y tranquilidad a los consumidores.

Bastante sufrimos con tener que pagar esos precios tan abusivos en muchos productos, para que encima debamos asegurarnos de que lo que nos venden es realmente lo que queremos comprar. Aunque no viene al caso, nos gustaría contar una anécdota curiosa, hace un par de años adquirimos un jamón de pata negra de la Denominación Dehesa de Extremadura, muy bueno por cierto.

El jamón presentaba una etiqueta que marcaba 230 euros, una vez en casa comprobamos que debajo de la etiqueta había 3 o 4 más, es decir una pegada sobre otra siendo la de 230 euros la última. Con paciencia y cuidado fuimos despegando una a una las etiquetas, aunque sólo pudimos acceder a dos, la etiqueta que se encontraba dejado de la etiqueta de 230 euros marcaba 185 euros y estaba fechada siete días antes de la fecha de compra, y la etiqueta anterior a ésta marcaba, también con una semana de diferencia, marcaba un precio de 150 euros.

En dos semanas el jamón en cuestión sufrió nada menos que un aumento de 80 euros, esto nos enseña que más vale comprar con tiempo, cosa que también acelera las subidas y adelanta los preparativos de Navidad, que ya se puede respirar en la calle cuando acabamos de comenzar el mes de diciembre.

En Directo al Paladar | Primera ETG española, el Jamón Serrano

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos