Compartir
Publicidad
Publicidad

Marketing olfativo en los establecimientos

Marketing olfativo en los establecimientos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

El olor es uno de nuestros sentidos todavía falto de aprendizaje, es decir no está alerta para no sucumbir al marketing y al consumismo. De ello se aprovechan las empresas con las nuevas campañas de marketing olfativo.

Sorprendentemente, o quizá no, esta estrategia la inició Disney, impregnaba las calles de sus parques temáticos con olor a palomitas de maíz, sabemos que es eficaz, es percibir ese aroma a palomitas recién hechas y claudicar.

Nuestra memoria olfativa es siete veces más amplia que la visual, somos capaces de recordar más de 10.000 aromas e identificarlo. Claro que habrá excepciones a estas extraordinarias cifras.

En fin, que el marketing olfativo también se ha instaurado en establecimientos de alimentación y comidas preparadas, como el aroma de pan recién hecho, el de caramelo, el de frutas frescas… todos estos aromas son embotellados y dispuestos en ambientadores. Lo que pretenden es conquistarnos con esos aromas que nos transportan a los buenos recuerdos.

Lo sorprendente es que esta estrategia funciona también en comercios que no tienen nada que ver con la alimentación, pues se está instaurando y con éxito, en muchos otros sectores como la telefonía.

Empecemos a enseñar a nuestra nariz qué es lo que debe y no debe oler.

Vía | El Economista

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos