Compartir
Publicidad
Publicidad

Misteriosa desaparición en El Bulli

Misteriosa desaparición en El Bulli
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta es la sorprendente historia de un Pascal Henry, un gourmet que se esfumó el pasado día 12 de junio mientras cenaba en El Bulli. La enigmática desaparición de este ciudadano suizo de 47 años, nos ha permitido conocer las peripecias del tour culinario que realizaba por los 68 restaurantes catalogados con tres estrellas Michelín de todo el mundo.

El sueño de cualquier gourmet hecho realidad; un maratón por las mejores cocinas del mundo, y con nada menos que Paul Bocuse como carta de presentación ante el resto de cocineros. Su ruta comenzó el pasado día 5 de mayo, precisamente en el L'Auberge du Pont de Collonges de Bocuse y continuaría, visitando cada día un restaurante diferente, recorriendo primero Francia, después Bélgica, Holanda, Alemania, Italia y Monaco, antes de comenzar su etapa española. Una vez aquí, visitó Can Fabes de Santi Santamaría y San Pau de Carme Ruscalleda, antes de llegar al que fue su restaurante número 40 y último de su itinerario, El Bulli.

Es allí donde se le pierde la pista en extrañas circunstancias. Henry cenó en el restaurante de Ferrán Adrìa y en un momento de la comida avisó de que salía un momento a coger unas tarjetas de su coche. En la mesa se quedó su agenda de notas, donde registraba minuciosamente todas sus visitas gastronómicas y su sombrero, pero nunca más regresó.

Hoja del cuaderno del desaparecido Pascal Henry

La apretada agenda de Pascal Henry se detiene en ese punto y ya no cumple con ninguno de sus compromisos culinarios. No se presenta a la reserva realizada para el día siguiente en Arzak, ni a las posteriores en Akelarre (Pedro Subijana) y Martín Berasategui, y es cuando se denuncia oficialmente su desaparición.

Mientras se investiga lo ocurrido van conociéndose detalles de su viaje gastronómico, como que siempre comía sólo, acostumbraba a viajar en moto y que los gastos de esta ruta culinaria, valorados en unos 17.000€ solo en restaurantes, los sufragaba con los ahorros de su trabajo como mensajero. Esperemos que pronto se desvele el misterio que rodea la desaparición de este apasionado de la alta cocina, con un final feliz que permita que Pascal Henry termine con la lista pendiente de restaurantes estrellados.

Más Información | El País Más Información | El País

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos