Cómo hacer chuches caseras, la versión doméstica de las gominolas para darnos un capricho de vez en cuando

Cómo hacer chuches caseras, la versión doméstica de las gominolas para darnos un capricho de vez en cuando
Sin comentarios
4 votos

Tentación de niños y mayores, las chuches (o chucherías, o gominolas) son un pequeño placer al que resulta difícil resistirse y, por suerte, hoy os traemos la receta que hará que las controléis a la perfección y os deis este capricho de vez en cuando.

En este caso vamos a hacerlas de dos formas distintas, unas a base de piña y otras a base de arándanos, pero son tan fáciles de hacer que pronto le cogéis el punto y las haréis de los ingredientes que más os gusten.

Ciencia no tienen, más allá de un reposo necesario para que se enfríen y se asienten, así que necesitarán un día de nevera, pero luego ya podremos disfrutarlas con total libertad. Además, el tiempo de cocinado es especialmente breve.

Apenas media hora os separa de estas chuches para las que podéis comprar los moldes que más os gusten, ya que los ingredientes no tienen cada de ciencia y son muy fáciles de encontrar, incluyendo la pectina y la glucosa. Además, no necesitáis gelatina para esta preparación.

Ingredientes

Para 30 unidades
  • Zumo de piña para las chuches de piña 235 ml
  • Pectina en polvo para las chuches de piña 25 g
  • Azúcar para las chuches de piña 250 g
  • Glucosa para las chuches de piña 35 g
  • Miel para las chuches de piña 35 g
  • Arándanos de pulpa para las chuches de arándanos 250 g
  • Pectina en polvo para las chuches de arándanos 25 g
  • Azúcar para las chuches de arándanos 250 g
  • Glucosa para las chuches de arándanos 50 g
  • Azúcar para el candy final 150 g
  • Ácido cítrico para el candy final 4 g

Cómo hacer chuches caseras

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Cocción 30 m
  • Reposo 24 h

Las dos recetas se hacen igual, así que el formato es el mismo. Para ello, ponemos todos los ingredientes en un cazo y remover bien diluyendo bien el azúcar y la pectina.

Llevamos a ebullición sin dejar de mover hasta que la mezcla llegue a 107 ºC. Pintamos los moldes con aceite de girasol y echar la mezcla caliente en los moldes, dejando enfriar 24 horas en la nevera.

Al día siguiente mezclamos el azúcar y el ácido cítrico y 'rebozamos' las chuches.

4 votos

Molde de Silicona 4 Paquetes Moldes para Caramelos,Moldes Gominolas Silicona,Pequeña Cubitera Hielo Moldes Formar Molde para Hornear para Hacer Chocolate, Pastel, Gelatina

Con qué acompañar las chuches caseras

Ya habéis visto que las hemos hecho con zumo de piña y con pulpa de arándano, así que podéis emular la receta con el zumo de frutas que más os guste o con la pulpa que os convenza. Como ideas, os decimos que también las chuches de mango quedan de maravilla.

En DAP | Gelatina. Todo lo que debes de saber sobre ella
En DAP | Cómo hacer malvaviscos caseros americanos: las típicas chuches de nubes

Temas
Inicio