Compartir
Publicidad

Pollo a la moruna

Pollo a la moruna
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Como ya sabéis, y si no os lo recuerdo, este blog tiene una sección denominada De tu Paladar, que es un espacio abierto para que enviéis vuestras recetas, las crónicas de las visitas a vuestros restaurantes favoritos, o cualquier tema gastronómico que queráis compartir con el resto de los lectores de Directo al Paladar. uno de vosotros, Kaken, lo acaba de hacer y nos he hecho llegar una receta.

Esta es la receta de Pollo a la moruna tal y como nos la ha enviado Kaken:

Por haber pasado mi infancia en Melilla, tuve la suerte de poder probar distintos platos de la gastronomía de la zona, y esta receta, con variantes, es plato de fiesta en mi familia. Os cuento brevemente:

Los ingredientes Pollo (o pavo) en cantidad suficiente para el número de comensales previstos (si sobra, mejor, está más rico al día siguiente). Puñadito de piñones, idem de uvas pasas, de almendras crudas sin piel, de aceitunas deshuesadas y un par de ciruelas pasas (o dátiles) por persona.También un huevo cocido (y pelado ;-) ) por degustador.Especias variadas, como nuez moscada, pimienta, hoja de laurel, un clavo y una pizca de canela, al gusto. Ah, y cebolla en abundancia. La elaboración En un buen fondo de aceite de oliva de calidad, sofreir la cebolla troceada hasta que esté transparente, junto con el laurel. Añadir el pollo en trozos (o pavo) y rehogar dando vueltas hasta que tome un poco de color y vaya apareciendo su jugo. Añadir todos los elementos de la guarnición citados excepto los huevos duros. Ir removiendo con cuidado hasta que noteis que todo va adquireindo color y temperatura…y olor¡¡ Esparcir las especias citadas en poca cantidad, ya ireis corrigiendo a vuestro gusto, y sazonar. Si no hay suficiente líquido, podeis añadir un poco de agua o de vino blanco, lo ideal es que el guiso quede casi cubierto, pero no "flotando". Por último, agregar los huevos duros partidos por la mitad y dejad cocer a fuego medio hasta que observeis la carne tierna, y cuidado que no se os pegue. Para servir: queda muy lucido si servís las piezas de carne en una fuente con un poco de salsa, el resto en salsera, y la guarnición en otra fuente. Truquillo: si os sobra algo de este guiso, podeis deshuesar los restos de pollo y junto con un poquito de salsa rellenar un hojaldre y al horno…obtendreis algo similar a la Pastela moruna y delicioso. Suerte¡¡

En Directo al Paladar | De tu paladar, comparte tus recetas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos