Compartir
Publicidad

Ensalada de col kale masajeada con arándanos, feta, almendras y aliño de albaricoque: receta ligera

Ensalada de col kale masajeada con arándanos, feta, almendras y aliño de albaricoque: receta ligera
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando presenté en casa esta ensalada de col kale masajeada con arándanos, feta, almendras y aliño de albaricoque mi novio levantó una ceja al no reconocer la usual lechuga en ese fondo verde. Me temo que no está muy puesto en tendencias foodies, y la verdad, da lo mismo, el caso es que disfrutamos mucho con esta receta ligera.

Tenía curiosidad por probar la col kale en crudo, ya que además es la mejor manera de apreciar su sabor fresco y crujiente. Me encanta la textura rizada de las hojas, pero puede resultar algo dura si no pasa por cocción previa. La solución: masajearla. Puede sonar absurdo pero he comprobado que realmente funciona, se vuelve mucho más suave y agradable y se convierte en una buena pase para nuestras ensaladas de verano o de todo el año.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Kale en hojas 6
  • Queso feta 50 g
  • Arándanos 60 g
  • Almendras laminadas o en bastones 30 g
  • Zumo de limón 15 ml
  • Mermelada de albaricoque o compota, mejor casera 30 ml
  • Aceite de oliva virgen extra 50 ml
  • Vinagre de manzana 20 ml
  • Diente de ajo pequeño sin germen o medio 1
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Cómo hacer ensalada de col kale masajeada con arándanos, feta, almendras y aliño de albaricoque

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 20 m
  • Elaboración 20 m

Seleccionar unas buenas hojas de col kale y separar las hojas de los tallos, que son más duros y difíciles de comer en crudo, pero guardándolos para usar en otra receta. Cortar en piezas del tamaño de un bocado y poner en un cuenco con agua fría limpia. Remover bien, escurrir y secar. Poner en una ensaladera o fuente.

Mezclar o batir bien en un cuenco o bote la mermelada de albaricoque, el zumo de limón, el aceite de oliva, el vinagre de manzana, el ajo picado, sal y pimienta al gusto. Agitar muy bien y echar la mitad sobre el kale. Masajear con las manos, con suavidad, frotando bien las hojas durante unos minutos. Cuanto más tiempo, más tierna quedará. Notaréis el cambio de color y textura.

Para servir la ensalada añadir los arándanos previamente lavados, el queso feta desmenuzado y las almendras, que podemos tostar un poco en una sartén sin aceite. Añadir más aliño al gusto si se desea, o servir en cuencos individuales para que cada comensal se sirva al gusto.

Ensalada de Kale y Arándanos

Con qué acompañar la ensalada de kale

Esta ensalada de col kale masajeada con arándanos, feta, almendras y aliño de albaricoque puede ser un primer plato más o menos abundante según el tamaño de las raciones, o incluso una cena ligera pero saciante. Personalmente me gusta con una buena rebanada de pan de masa madre al lado.

En Directo al Paladar | Calabaza asada con col rizada o kale. Receta de guarnición
En Directo al Paladar | Cómo conservar las bayas y los frutos del bosque en la nevera durante más tiempo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos