Publicidad

Ensalada templada de berenjena y cerezas con canónigos. Receta

Ensalada templada de berenjena y cerezas con canónigos. Receta
3 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Para esta receta de ensalada de berenjena y cerezas con canónigos ya partía sabiendo la buena pareja que hace una de mis verduras favoritas con la fruta veraniega. Y el queso, que no falte nunca el queso, que puede ser más fresco y suave o más intenso; un azul no le iría nada mal.

La berenjena me encanta siempre que no se convierta en una esponja de aceite, por lo que siempre suelo asarla o prepararla a la plancha. Sé que mucha gente acostumbra a dejarla sudar con sal antes de cocinarla, aunque yo jamás lo he hecho y nunca me he encontrado con una berenjena especialmente amarga. Por supuesto, podéis hacerlo si os gusta más así.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Berenjena mediana 1
  • Canónigos al gusto
  • Cerezas 10
  • Tomate cherry 10
  • Queso de rulo de cabra 30 g
  • Limón 1
  • Salsa Worcestershire 2 ml
  • Vinagre de Jerez
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Cómo hacer ensalada templada de berenjena y cerezas con canónigos

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 25 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 10 m

Lavar y secar la berenjena. Cortar en rodajas de no más de 1 centímetro de grosor. Dejarlas reposar con sal sobre un colador, si se desea. Secar, salpimentar y salpicar con un poco de salsa Worcestershire, limón, tomillo y pimienta negra. Lavar también los canónigos, las cerezas y los tomates. Reservar.

Calentar con un poco de aceite una parrilla o plancha. Cocinar la berenjena a alta temperatura hasta que esté bien dorada por ambas caras. Retirar a un plato, salpimentar y sazonar con la salsa Worcestershire.

Ensalada templada de berenjena y cerezas con canónigos. Pasos

Disponer una cama de canónigos en una fuente o en los platos a servir. Colocar encima la berenjena y repartir las cerezas y los tomates troceados y el queso de cabra desmenuzado. Mezclar en un cuenco un poco de aceite de oliva con salsa Worcestershire, unas gotas de vinagre de Jerez, una pizca de sal y pimienta negra, y aliñar.

Con qué acompañar la ensalada

La ensalada templada de berenjena y cerezas se puede servir inmediatamente o prepararla con unas horas de antelación. Es preferible, no obstante, no guardarla demasiado tiempo en la nevera, ya que el frío mataría el sabor de los ingredientes. Es un plato ligero estupendo para servir como primero o acompañando carnes o pescados.

En Directo al Paladar | Caviar de berenjena ruso: adictiva receta vegetariana para mojar pan sin parar
En Directo al Paladar | Ensalada de hortalizas asadas y jamón de pato

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios