Publicidad

Guisantes frescos con jamón y patatas fritas, receta tradicional de toda la vida

Guisantes frescos con jamón y patatas fritas, receta tradicional de toda la vida
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Si hace poco os enseñábamos la receta de habitas frescas con jamón, hoy os mostramos otra de nuestras preferidas en esta época, los guisantes frescos con jamón y patatas fritas, receta tradicional de toda la vida en muchos hogares. Se elaboran bastante rápido, el máximo trabajo es desgranar las vainas, y el resultado es de diez.

Aprovechando que los guisantes están en temporada debemos intentar hacer este tipo de recetas, sencillas, pero buenísimas, y aunque el guisante tiene un precio algo elevado, podemos darnos el "capricho" si compramos poca cantidad y los unimos a otros ingredientes como en este caso unas patatas, así hacen bulto y no es lo mismo que si comprásemos más cantidad para tomar solos.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Guisantes frescos sin desgranar 1 kg
  • Cebolleta mediana 1
  • Jamón serrano 50 g
  • Diente de ajo 1
  • Vino blanco 45 ml
  • Patata grande 1
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer guisantes frescos con jamón y patatas fritas

Dificultad: Media
  • Tiempo total 1 h 19 m
  • Elaboración 59 m
  • Cocción 20 m

Desgranamos los guisantes. Calentamos en una cazuela un poco de aceite de oliva virgen extra. Rehogamos la cebolleta troceada y una vez esté transparente echamos el diente de ajo picado. Cuando esté ligeramente dorado, añadimos el jamón y le damos unas vueltas para que se haga si está muy fresco, vertemos el chorrito de vino y subimos el fuego para que se evapore el alcohol.

Echamos los guisantes, removemos y dejamos que se hagan durante unos minutos, conviene no pasarlos de cocción. En una sartén calentamos aceite de oliva virgen extra y freímos la patata troceada en triángulos. Escurrimos y servimos mezclada con el salteado de guisantes, todo junto.

Receta de guisantes frescos con jamón y patatas fritas paso a paso

Con qué acompañar los guisantes frescos con jamón y patatas fritas

Los guisantes frescos con jamón y patatas fritas son una auténtica delicatesen. Con pocos ingredientes hacemos un plato exquisito y tradicional en nuestras casas. Podemos tomarlos como primer plato o bien que sirvan como acompañamiento de una carne a la plancha por ejemplo, para compensar que llevar patatas fritas.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir