American biscuits: receta de los clásicos panecillos de mantequilla americanos (que se comen con el pollo frito)

American biscuits: receta de los clásicos panecillos de mantequilla americanos (que se comen con el pollo frito)
Sin comentarios
4 votos

A las chicas de verdad les gusta el pollo frito, y a los chicos también, pero lo que está claro es que a todo el mundo le gustan los american biscuits, (o biscuit, a secas), que en realidad no son unas galletas ni unos bizcochos, sino unos panecillos de mantequilla.

Guarnición habitual del pollo estilo Kentucky, estos panecillos son jugosos, densos y muy sabrosos,y no solo tienes por qué utilizarlos con tus recetas de pollo, pues se prestan a muchas preparaciones en las que, como es lógico, hay algo que untar.

De hecho, más allá del sur de Estados Unidos, donde son la escolta del pollo, lo normal es que se utilicen también a menudo en el mundo de los desayunos —y sí, también sureños—. Además, como vais a ver, no necesitan demasiados ingredientes y no hay que complicarse la vida para prepararlos.

Como ventaja añadida, estos biscuits son fáciles de hacer y de conservar, manteniendo bastante bien su tersura, así que si os sobran, podéis tostarlos y seguir disfrutando de ellos.

Ingredientes

Para 24 unidades
  • Harina floja 340 g
  • Mantequilla 85 g
  • Leche 230 ml
  • Zumo de limón 15 ml
  • Sal 4 g
  • Bicarbonato sódico 4 g
  • Azúcar 5 g
  • Levadura química 10 g

Cómo hacer american biscuits (panecillos de mantequilla)

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 25 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 10 m
  • Reposo 1 h

Lo primero que hay que hacer en esta receta es hacer una especie de buttermilk mezclando el zumo de limón con la leche, revolviendo bien y dejando reposar unos diez minutos, dando la sensación de que se ha cortado.

Después, ponemos en un robot de amasado la harina, la sal, el bicarbonato, el azúcar, el impulsor químico y la mantequilla, fría y en dados. Mezclamos todo a velocidad media unos cinco minutos hasta que quede textura terrosa.

Agregamos el buttermilk casero y amasamos otros cinco minutos hasta que quede uniforme. Llevamos el bol tapado con papel film a la nevera y dejamos reposar una hora.

Sacamos de la nevera, estiramos la masa entre dos papeles de horno y la estiramos a un grosor de 1,5 centímetros. Ya extendida, cortamos la masa con un molde redondo de cuatro centímetros de diámetro y colocamos cada pedazo sobre una bandeja de horno con papel sulfurizado. No muy juntos, pues crecen. Aprovechamos para precalentar el horno a 210 ºC.

Horneamos de siete a ocho minutos a 210 ºC o hasta que hayan levado y estén dorados, depende del horno.

4 votos

GWHOLE Juego de 12 Cortadores de Galletas Redondos Moldes Rosquillas de Acero Inoxidable para galletas Redondo, Donuts, Pastel, Cookie, Fondant

Con qué acompañar los american biscuits

No solo de pollo frito viven estos biscuits, que de hecho es más común hacerlos como panecillos para el desayuno, así que los puedes rellenar a voluntad del lo que quieras. En Estados Unidos se untan de mantequilla, mermelada y confituras y se utilizan para desayunar.

También puedes tostarlos ligeramente y rellenarlos de jamón y queso o de beicon y disfrutarlos en su versión salada. Sin embargo, la opción purista es meterlos como en bocadillitos para el pollo frito.

En DAP | Receta de pollo frito al estilo sureño: la más sencilla y efectiva que vas a encontrar
En DAP | Pan casero con harina común, la receta más fácil y rápida (sin levado) que siempre sale bien

Temas
Inicio