Compartir
Publicidad

Guisantes a la menta, la guarnición sencilla que también te sirve de plato único para una cena ligera y saludable

Guisantes a la menta, la guarnición sencilla que también te sirve de plato único para una cena ligera y saludable
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La primera vez que probé la receta de guisantes a la menta, debí poner una cara muy extraña. Tenía doce años y estaba en Inglaterra para aprender inglés, y aquel sabor era tan diferente a los que conocía en las guarniciones de mi casa, que reconozco que esta combinación me sorprendió muchísimo.

Con los años, conforme fui aprendiendo a comer nuevos platos y a probar nuevos sabores, volver a comer esta receta tradicional británica fue todo un descubrimiento. Por eso ahora me gusta utilizarla a menudo como guarnición para carnes a la plancha sustituyendo a las habituales patatas o ensaladas y también la preparo como plato único cuando quiero hacer una cena ligera y saludable.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Guisantes (pueden ser frescos o congelados) 250 g
  • Cebolla 1
  • Hierbabuena o menta, un manojito
  • Caldo de verduras 100 ml
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta al gusto

Cómo hacer Guisantes a la menta

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 10 m
  • Cocción 10 m

Comenzamos picando la cebolla bien pequeña, para que luego no se noten demasiado los trocitos en el plato final. Calentamos un poco de aceite de oliva en una sartén y la pochamos a fuego lento. En cuanto esté transparente, añadimos los guisantes, que pueden ser frescos o congelados. Los de conserva no nos sirven para esta receta pues ya están cocidos.

A continuación añadimos las hojas de menta que cortaremos en trozos con la mano para que aporten más sabor, y rehogaremos todo junto durante un par de minutos. Las hojas de menta se irán oscureciendo y ablandando.

Añadimos el caldo de verduras, y lo dejamos cocer en la sartén durante unos 5 minutos, hasta que prácticamente se haya consumido. En ese tiempo, los guisantes quedarán en su punto, tiernos y con un color verde intenso y las hojitas de menta quedarán blandas como si fueran trocitos de espinacas.

El último toque lo damos añadiendo dos vueltas de pimienta recién molida y subiendo el fuego para saltear los ingredientes para que todos los sabores se integren, quedando el plato bien sabroso y con el aroma refrescante de la menta.

Guisantes a la menta paso

Con qué acompañar la receta de guisantes a la menta

La receta de guisantes a la menta es una excelente guarnición que contrasta estupendamente con carnes blancas y rojas, aves e incluso va bien a pescados grasos como el salmón. Con su sabor refrescante, no os dejará indiferentes, os lo aseguro.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio