Crema de patata, queso cheddar y jalapeños: una receta muy fácil para una sopa extremadamente rica

Crema de patata, queso cheddar y jalapeños: una receta muy fácil para una sopa extremadamente rica
Sin comentarios
11 votos

La columnista de The New York Times Melissa Clark es una de las escritoras de recetas que más nos gustan. Tras ver esta crema de patata y queso cheddar tuve que prepararla corriendo. Y está tan buena como pinta.

Como ocurre en todas las recetas, estará más buena cuanto mejores sean los ingredientes que usemos. Huid del queso cheddar en lonchas: mejor comprar uno maduro, de los que se venden en bloque ya en casi todos los supermercados.

Los jalapeños frescos son más difíciles de encontrar, pero si tienen en tu frutería, mucho mejor encurtirlos nosotros mismos, sumergiéndolos en zumo de lima, azúcar y sal durante al menos media hora o durante todo un día. Con los jalapeños encurtidos de bote también está buena, pero no es lo mismo.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Mantequilla cucharadas 3
  • Cebolla 1
  • Apio ramas 2
  • Diente de ajo 4
  • Chile molido al gusto
  • Patata 1 kg
  • Caldo de verduras 1 l
  • Queso cheddar maduro 250 g
  • Chile jalapeño encurtido al gusto
  • Chalota 2
  • Cilantro fresco
  • Sal

Cómo hacer crema de patata, queso cheddar y jalapeños

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 50 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 45 m

En una olla grande, derretimos tres cucharadas de mantequilla y hacemos un sofrito con una cebolla bien picada, dos ramas de apio también picadas y un poco de sal. Lo salteamos durante 10 minutos, hasta que estén las verduras translucidas. Añadimos entonces cuatro dientes de ajo bien picados y un poco de chili molido al gusto (podemos también moler en casa unas pimientas de cayena).

Salteamos un minuto más, añadimos entonces las patatas, peladas y cortadas en cubos y las cubrimos con el caldo de verduras (si es casero, mejor que mejor) y llevamos a ebullición. Cocinamos a fuego medio, con la tapa puesta, hasta que las patatas estén muy blanditas, durante unos 30 o 40 minutos.

Cogemos ahora la batidora y batimos la mezcla, añadiendo un poco de agua o más caldo si ha quedado demasiado espesa. Seguimos cocinando a fuego medio-bajo, y añadimos todo el queso rallado. Dejamos que se funda por completo, durante unos dos minutos. Probamos y corregimos de sal.

Ahora solo tenemos que servir la crema en un plato hondo o bol, acompañado de unas cuantas rodajas de jalapeño, un poco de chalota y cilantro picado y algo más de cheddar rallado al gusto. También si somos muy fans del picante se puede añadir un poco más de chile molido.

11 votos

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Con qué acompañar la crema de patata y queso cheddar

Esta crema es bastante contundente, por lo que es perfecta como plato único, aunque también se puede servir como entrante en una comida más copiosa. Para beber le va bien un tinto joven, un blanco con cuerpo o, incluso, un cava.

En Directo al Paladar | Crema de queso y jalapeños para acompañar los nachos
En Directo al Paladar | Cómo hacer crema de calabaza y queso, el plato de cuchara más fácil y sabroso del otoño

Temas
Inicio