Publicidad

Colinabos al horno especiados con frutos secos y queso feta: receta vegetariana facilísima y repleta de sabor

Colinabos al horno especiados con frutos secos y queso feta: receta vegetariana facilísima y repleta de sabor
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Mi pasión por las verduras de raíz no es ningún secreto y procuro aprovechar bien la temporada cuando el mercado se llena de nabos, chirivías, calabazas, boniatos y remolachas. Siempre recomiendo asarlas; una receta como estos colinabos al horno especiados demuestra que no hace falta complicarse para disfrutar de un plato saludable y sabrosísimo.

También llamado nabicol, naba o rutabaga, el colinabo es una raíz engrosada con forma redonda, tallos rectos y finos y hojas que también son comestibles -y recomiendo aprovechar-. Los hay blancos y morados y su sabor se potencia enormemente cuando los asamos hasta caramelizarlos. Una buena cantidad de especias, el toque cítrico del limón y el contraste crujiente de los frutos secos culminan un plato delicioso que apenas requiere esfuerzo.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Colinabo o nabicol verde 1
  • Colinabo o nabicol morado 1
  • Zanahoria 2
  • Diente de ajo 3
  • Miel 10 ml
  • Cilantro en grano 1/2 cucharadita
  • Comino en grano 1/2 cucharadita
  • Zaatar 1 cucharadita (o mezcla de especias)
  • Pipas de calabaza o girasol
  • Almendras o avellanas
  • Queso feta o de rulo de cabra
  • Limón 1
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Cómo hacer colinabos al horno especiados con frutos secos y queso feta

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 25 m

Precalentar el horno a 200ºC. Lavar muy bien los colinabos, las zanahorias y el limón. Pelar ligeramente las zanahorias solo si fuera necesario, ya que yo prefiero aprovechar toda la verdura siempre que puedo. Desechar la parte dura de los tallos. Separar las hojas de los colinabos y reservar.

Trocear en piezas generosas de un bocado. Colocar en una bandeja o fuente para horno con los dientes de ajo y añadir la miel, el zumo de medio limón, las semillas de cilantro y comino, y el zaatar al gusto. Salpimentar y agregar un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Mezclar muy bien procurando no amontonar las piezas y hornear durante unos 20 minutos. Bajar la temperatura a 180ºC pasados los primeros 10 minutos. Mientras tanto, picar las hojas reservadas y el perejil lavado.

Remover las verduras y agregar las pipas y la almendra, más una ración de ralladura de limón. Si la bandeja estuviera muy seca, agregar un poco de agua y rascar el fondo. Hornear unos 5-8 minutos más, vigilando que no se quemen.

Servir con más ralladura de limón, el perejil y las hojas picadas, y el queso desmenuzado al gusto. Añadir si se desea un poco más de zaatar o pimienta negra recién molida.

Colinabo. Pasos

Con qué acompañar los colinabos asados

Esta receta de colinabos asados especiados es de las que yo llamo versátiles: lo mismo podemos tomarlas como primer plato, que combinarlas con alguna proteína para convertirlo en comida completa, o puede ser cena ligera o guarnición. Las sobras se pueden recalentar sin problemas aunque cambia un poco la textura; aconsejo sin embargo añadir el queso siempre justo antes de comer.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir