Esta barbacoa no es de Weber, es de Lidl, pero cuesta menos de 30 euros

Esta barbacoa no es de Weber, es de Lidl, pero cuesta menos de 30 euros
1 Comentario

Aunque es habitual considerar sinónimos las palabras "parrilla" y "barbacoa", lo cierto es que hablamos de ingenios distintos. La barbacoa es, en puridad, una parrilla con tapa, un añadido que a simple vista puede no resultar determinante pero que hace del invento un sistema de cocina mucho más complejo, pues, si se baja, transforma ésta en un horno que cocina los alimentos de forma controlada.

La barbacoa es, en realidad, un invento relativamente reciente. La creo en 1950, George Stephen, que trabajaba en Weber Brother Metal Works, una empresa dedicada a la fabricación de boyas para el sistema portuario de Chicago. Hoy nadie se acuerda de que Weber fue una empresa de boyas, pues es la mayor marca de barbacoas del mundo.

Hace mucho tiempo que el modelo básico de Weber no cuenta con protección, y ha sido imitado hasta la saciedad, como en esta versión de Lidl, fabricada en chapa de acero. Con un diámetro de 34 cm, es ideal para cocinar para grupos pequeños. Y, aunque no es de la misma calidad, cuesta mucho menos que la equivalente de Weber, que es también un poco más grande pero cuesta casi 100 euros frente a los 29,99 euros que cuesta la de la cadena de supermercados alemana.

Barbacoa 34 cm

En DAP | Guía de compra de barbacoas y parrillas: todo lo que debes saber y cuáles son los mejores modelos
En DAP | Los 15 mejores productos de marca blanca de Lidl, según el equipo de Directo al Paladar

Temas
Inicio