Compartir
Publicidad

Batidores manuales de varillas: guía básica para elegir los mejores tipos (y para qué utilizar cada modelo)

Batidores manuales de varillas: guía básica para elegir los mejores tipos (y para qué utilizar cada modelo)
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los batidores o batidoras de varillas manuales son de esos utensilios que no parecen faltar en ninguna cocina, aunque no se utilicen. Se utilizan a menudo como icono simbólico del chef o cocinero aficionado, asociado casi siempre a la repostería. Pero el batidor manual es una herramienta fundamental que puede tener múltiples usos, y existen muchos tipos diferentes.

Ya no hablamos solo de la calidad del producto -que, por supuesto, siempre es importante-, también hay en el mercado un surtido catálogo de batidores distintos. Aunque podemos apañarnos con solo uno o dos, conviene conocer exactamente qué modelo nos dará más juego en la cocina o cuál utilizar para cada tarea. ¿Cuántos batidores sois capaces de enumerar?

¿Para qué necesitamos un batidor de varillas?

La respuesta es sencilla: para muchísimas cosas. Evidentemente, es una herramienta básica para batir, es decir, pero el fin último puede ser distinto. La técnica es fundamental para montar claras, preparar la base de mantequilla y azúcar de un pastel, mezclar masas húmedas o secas sin grumos, montar nata, romper huevos para una tortilla, preparar una bechamel...

Batidor Tescoma

El movimiento del brazo combinado con la acción de las varillas introduce aire, rompe grumos y emulsiona. En teoría, podríamos apañanos para cualquiera de estas tareas con cualquier batidor, pero si queremos refinar mucho más nuestra técnica y resultados, nunca viene mal aprender a distinguir los distintos tipos de batidor que podemos sumar a nuestro menaje de cocina.

Batidor de tipo balón

Batidoras Basics

El más clásico, el más reconocible, el que casi todos tenemos en casa. Si aún arrastráis el típico baratero que ya tiene las varillas dobladas o, peor, oxidadas, quizá es momento de invertir en un modelo nuevo de materiales de calidad, o un juego de diferentes tamaños. Este conjunto básico puede ser una buena compra para empezar, con tres modelos en acero inoxidable y un mango ergonómico, aptos para lavavajillas, por 13,23 euros.

Dan mejores resultados los batidores con un mayor número de varillas; deben ser rígidos para no perder la forma y batir bien, pero no es recomendable que las varillas estén totalmente unidas. El extremo de balón debe mostrar cada varilla separada, para que al batir se muevan de forma independiente y así introducir mayor cantidad de aire.

Batidor Zwillig

Buenos ejemplos son el batidor de balón de De Buyer a 16,50 euros, o el de la marca Zwilling, completamente de de acero inoxidable, por 19,95 euros. Si ya tenemos un batidor de balón grande nos puede interesar una pareja más pequeña, como este modelo de Ibili, a 4,91 euros.

Batidor de balón con varillas de plástico o silicona

Muy demandandos en los últimos años son los batidores de balón con las varillas cubiertas de plástico resistente o, mucho mejor, silicona. Son flexibles pero rígidos, con la ventaja de que no dañarán ningún material de cocina, y son resistentes al calor. De gran calidad es el batidor de WMF Profi Plus, apto para lavavajillas, por 18,97 euros, mientras que este de Lacor en color rojo puede añadir algo de color a la cocina.

Batidor Silicona

Si nos interesa un modelo más pequeño para trabajos concretos, este de Brabantia mide solo 5,5 cm de diámetro, con las varillas negras, o este juego de dos piezas completamente cubiertas de silicona roja.

Otros batidores de balón

Este diseño de la casa alemana Leifheit presenta la novedad de cubrir cada varilla con un alambre enrollado en espiral, que acelera el proceso de batido, logrando introducir mucho más aire con menos esfuerzo de la mano. Es de acero inoxidable, apto para lavavajillas y cuesta 5,22 euros.

Batidor Alambre

Y otro diseño muy popular para montar nata a mano es el de balón con esfera interior, como este modelo de Tescoma. Las barillas encierran una bola de alambre que guarda otra esfera de acero inoxidable, que ayudan a generan más aire para montar las masas más rápidamente y con menos esfuerzo.

Batidor "cuchara mágica"

Batidor de Cuchara

También conocido como batidor en es espiral, el nombre francés cuillére magique ya sugiere su peculiar uso en la cocina. Tiene forma de cuchara cubierta con un alambre fino en espiral y se emplea para mezclar salsas y lograr texturas mas ligeras, también para preparar aderezos, vinagretas y aliños, o para emulsionar huevos y elaboraciones de nata o crema, y es perfecto para espumar leche.

Batidor Cuchara Kitchen

Buenos ejemplos son este modelo de acero inoxidable a 6,99 euros, o este otro de Kitchen Craft con el alambre de silicona de colores por 5,09 euros.

Batidor plano

Tiene el aspecto de ser un batidor corriente de balón pero aplanado; no es imprescindible pero sí resulta muy útil para trabajar con salsas y cremas en sartenes o cazuelas más bajas y planas. Se conoce también como batidor de roux, perfecto para hacer una bechamel y salsas similares.

Batidor Plegable

Una buena inversión puede ser el modelo de Rösle por 15,95 euros y garantía de 10 años, o el curioso diseño de Joseph&Joseph, que es un batidor de balón plegable y convertible en batidor plano.

Batidor de masa

Destinado específicamente a trabajar con masas de panadería y repostería. Los aros concéntricos de la cabeza están diseñados para que los grumos de las masas más espesas se deshagan con facilidad, sin necesidad de sobrebatir en exceso. Es perfecto para trabajar con masas madre, prefermentos o masas de galletas y bizcochos más espesas.

Batidor Pan

Tenemos este batidor al estilo danés original de The Bread Company por 16,33 euros en el tamaño más grande, o el modelo de Kitchen Craft por 6,88 euros. También tenemos este conjunto de dos batidores por 14,87 euros, con buenas valoraciones.

Batidor de manivela manual

Batidora Manual

Yo tengo debilidad por este diseño vintage que nos retrotrae a otros tiempos, algo que está muy de moda. Habían caído en desuso con la llegada de las batidoras eléctricas, pero vuelven a ser tendencia y la verdad es que funcionan de maravilla. Moviendo la manivela se consigue fácilmente una gran velocidad y fuerza de batido para mezclar y batir sin cansarnos las manos, perfecto para preparaciones de repostería.

Batidor Oxo

El modelo de Kitchen Kraft Master Class es elegante, duradero y robusto, de acero inoxidable y muy bonito, con un asa cómoda para agarrar el extremo sin problemas; sale por 20,26 euros. Otra buena opción es este batidor manual de OXO, algo más moderno, con el cuerpo de las varillas separable y un mango de plástico antideslizante. Cuesta 20,46 euros.

Batidor de bolas de acero

Este innovador diseño, además de llamativo y vistoso, es muy práctico para introducir una mayor cantidad de aire en las masas y evitar los grumos, llegando a todos los rincones del recipiente.. Además es perfecto para elaboraciones de pastelería como el caramelo en hilos o chocolate.

Batidor Bolas

La casa WMF tiene varios modelos, como este completamente hecho de acero inoxidable pulido de alta calidad, de 27 cm a 16,76 euros. Como alternativa para materiales más delicadas, encontramos este batidor de bolas cubiertas de silicona, que garantizan el máximo cuidado de cualquier superficie, a 23,56 euros.

Batidor de esfera en espiral

Recuerdo que de pequeña me encantaba jugar con el batidor de esfera de mi madre, me parecía muy divertido el movimiento de muelle que se consigue al presionarlo contra una superficie dura. Esa es precisamente su gran baza: el diseño en espiral de la esfera está pensado para mezclar moviéndolo hacia arriba y hacia abajo.

Batidor Esfera

Es perfecto para batir o emulsionar líquidos en cazuelas más profundas, o para ayudar a espesar preparaciones como una crema, bechamel o salsa. Encontramos este diseño en este modelo de Weis, de acero inoxidable, por 12,19 euros, o este otro de mango más grueso por 7,81 euros.

Existen algunas variantes y diseños específicos de ciertas marcas que intentan ofrecer algo diferente, pero estos son los modelos básicos de batidores manuales que podemos encontrar en el mercado. ¿Cuántos de ellos tenéis en casa? ¿Los utilizáis todos?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio