Publicidad

Probamos la nueva Weber Pulse 2000, una barbacoa eléctrica muy potente, pero que se puede usar en balcones o terrazas

Probamos la nueva Weber Pulse 2000, una barbacoa eléctrica muy potente, pero que se puede usar en balcones o terrazas
Sin comentarios

Contar con una barbacoa en la ciudad es el sueño de todo tragaldabas, pero en ausencia de jardín, muchos descartamos la idea. Cierto es que, si en nuestra ciudad no hay ordenanzas al respecto –y no suele haberlas– podríamos hacer una parrillada en cualquier sitio, pero el humo que desprenden las barbacoas de carbón convierte en imposible la tarea a no ser que contemos con una azotea en la que no molestemos a nadie.

Pero el mundo de las barbacoas ha avanzado mucho últimamente, y hay opciones de gas o eléctricas que apenas desprenden humo, producen menos olores y son muy seguras para utilizar en balcones y terrazas.

La gama Weber Pulse se oferta, precisamente, como una serie de barbacoas donde “la comodidad de la vida en la ciudad se reúne con el inconfundible sabor de la cocina al aire libre, sin que haga falta tener jardín”. ¿Será cierto?

Qué nos ofrece la Weber Pulse 2000

La barbacoa Weber Pulse 2000 es la más potente barbacoa eléctrica de la casa estadounidense Weber. Se diferencia de la Pulse 1000 por tener una mayor superficie de cocción y, además, dos parrillas de hierro colado vitrificado con resistencias diferenciadas, lo que permite cocinar en la misma barbacoa a dos temperaturas distintas.

Otro elemento diferenciador de la serie Pulse, respecto a las barbacoas Q —la gama eléctrica más económica de Weber–, es que cuenta con la tecnología iGrill integrada, que permite utilizar hasta cuatro sondas de temperatura –aunque solo dos están incluidas–, que se sincronizan con la aplicación de Weber que instalamos en nuestro teléfono móvil.

Bbq Weber4

Aunque la barbacoa se promociona como ideal para usar en ciudad, hay que tener en cuenta que no es apta para uso en interiores. Lo cierto es que no desprende mucho humo y parece muy robusta y segura, pero es una barbacoa grande, que tampoco cabría en muchas cocinas.

De hecho, es importante que miremos bien si cabe en nuestro balcón o terraza, pues tiene unas dimensiones generosas, sobre todo con la tapa abierta.

Características

Dimensiones, tapa abierta

77cm H x 71cm W x 76cm D

Dimensiones, tapa cerrada

39cm H x 71cm W x 60cm D

Área de cocción total

49 x 39 cm

Peso

19,6 Kg

Tipo de combustible

Eléctrica

Material asas

Nailon reforzado con fibra de vidrio

Material parrillas

Hielo colado vitrificado

Marterial tapa y cuba

Aluminio colado

Potencia

2200 W / 230 V

Sondas incluidas

2

Sondas admitidas

4

Bbq Weber2 Las sondas permiten comprobar la temperatura de varios alimentos o, en este caso, varias zonas de la misma pieza.

Pruebas de cocción indirecta

Como cualquier barbacoa, la Weber Pulse 2000 se caracteriza por contar con una tapa que nos permite cocinar de forma directa, como en una parrilla convencional, o indirecta, utilizándola a modo de horno.

Para probar la cocción indirecta hemos hecho un pollo asado, siguiendo la temperatura recomendada por la aplicación de Weber, iGrill. Esta app gratuita, disponible tanto para iOS como Android, contiene una serie de vídeos para usar las distintas barbacoas de la marca, así como un puñado de recetas, pero lo verdaderamente interesante son sus tablas de tiempos de cocción, que se pueden sincronizar con la temperatura que alcanzan las sondas, para saber cuándo la comida está lista o debemos darle la vuelta.

Collage Pollo

Para un pollo entero la aplicación recomienda alcanzar los 74º C en el interior de este, pero al tener dos sondas podemos poner una en un muslo y la otra en la pechuga, controlando así que ambas partes están bien cocinadas. El ave, que cocinamos siguiendo las instrucciones de Carmen Tía Alia para hacer un pollo asado de película, quedó súper jugosa por dentro y con la piel crujiente por fuera.

Hay que apuntar que, aunque las sondas indican la temperatura que alcanza los alimentos en el teléfono móvil, con este no podemos controlar la potencia de la propia barbacoa, que solo se puede subir o bajar de forma manual, aunque esto no es algo que hayamos echado en falta, pues en una receta como esta lo ideal es tener una temperatura constante de en torno a 180º C.

Sondas Collage

Pruebas de cocción directa

Aunque la barbacoa se puede utilizar como un horno, lo cierto es que, si vamos a usarla en ciudad, donde seguro tenemos ya un horno convencional, la función que más nos interesa es la de cocción indirecta.

Es aquí donde agradeceremos enormemente la funcionalidad exclusiva de la Pulse 2000: sus dos controles de temperatura, que nos permiten dividir la parrilla en dos, para cocinar diversos alimentos.

Bbq Weber5

Hemos probado la parrilla a máxima potencia, a casi 300º C, en el lado derecho, para cocinar butifarra, chorizo y morcilla. Y en el lado izquierdo, la hemos puesto en torno a 200º C, para cocinar un ojo de bife argentino que, al ser mucho más ancho, requiere de una cocción más lenta. Hemos controlado, además, su interior, gracias a la sonda.

Combinando el control de temperatura con las dos superficies de cocción, la Weber Pulse 2000 permite sacar varios alimentos a la vez, en su punto justo, lo que es muy de agradecer sobre todo si tenemos invitados y no queremos estar todo el rato pringando.

Pero lo más importante en lo que respecta a la cocción directa es la gran potencia de la barbacoa, que no tiene nada que ver con la anterior gama de la casa, la serie Q, que también pudimos probar hace unos años. Aunque supuestamente la potencia es la misma (2200 vatios), la carne se cocina mucho más rápido en esta barbacoa, que marca a la perfección los alimentos y los deja bien crujientes.

Bbq Weber6

Conclusiones

La Weber Pulse 2000 es probablemente la mejor barbacoa eléctrica del mercado. Un pepinazo muy versátil, de aspecto muy robusto y con funcionalidades como las dos superficies de cocción y las sondas que son verdaderamente útiles. Una barbacoa eléctrica nunca tendrá el mismo encanto que una de carbón, pero estamos ante una genial alternativa para cocinar en ciudad, sin humos ni malos olores.

Su única desventaja es su elevado precio, y es que estamos hablando de un aparato de casi 900 € que supone una importante inversión: cuesta más del doble que las barbacoas eléctricas más económicas de la misma marca. Ahora bien, si tenemos el dinero y nos cabe, es difícil quedar defraudado.

Algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores.

En Directo al Paladar | Guía de compra de barbacoas y parrillas: todo lo que debes saber y cuáles son los mejores modelos
En Directo al Paladar | Así se prepara la barbacoa perfecta, según el rey del carbón: once claves para triunfar siempre

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio