Esta es la bodega del único vino español que el Papa permite en el Vaticano: tinto y de Rioja

Esta es la bodega del único vino español que el Papa permite en el Vaticano: tinto y de Rioja
Sin comentarios

No hablamos de vino de misa a la hora de hablar del único vino español que entra en el Vaticano, aunque seguramente sea más de uno de ellos, pero la realidad es que solo una bodega (riojana, concretamente) tiene el honor de embotellar un vino para Su Santidad.

Además, lo lleva haciendo desde el año 2001, que fue cuando este idilio enológico religioso comenzó con Juan Pablo II, que abrió las puertas de la Santa Sede a la bodega Heras Cordón, ubicada en Fuenmayor (Rioja Alta).

Gracias a la intermediación de Benigno Polo, presidente de la Academia del Vino de Castilla y León, esta bodega riojana introduce su vino en el Vaticano, según afirmaba Fuera de Serie, con unas 2.000 botellas al año. Una cantidad pírrica si tenemos en cuenta que según la propia bodega, al año exportan más de 700.000 botellas a países tan dispares como Malasia, Filipinas, Corea del Sur, Estados Unidos, México o Colombia, además de numerosos países de Europa.

Sin embargo, no hay ningún cliente más especial que la Santa Sede, donde entraron gracias a la intermediación de Polo, que era el responsable de elegir los vinos españoles que entraban en las cavas vaticanas, y también a Paloma Gómez Borrero, legendaria corresponsal en Roma y el Vaticano de RTVE, y que fue la que, a su vez, introdujo a Polo en este circuito.

Lo cierto es que esta bodega familiar entró con buen pie y fue Juan Pablo II el que habilitó como proveedor oficial a Heras Cordón, un honor que además luego refrendaron también Benedicto XVI y Francisco I, por lo que ya son tres papas los que han avalado que este vino riojano entre en sus mesas.

bodega heras cordon
La bodega Heras Cordón, en Fuenmayor, La Rioja.

Como es lógico, este vino no se comercializa de forma normal. De hecho, en el etiquetado pone 'prohibida su venta' y en él se aprecia el nombre del papa para el que se embotella el vino, el escudo de armas del pontífice en cuestión y también una leyenda en latín, extraída del Salmo 88, que reza Misericordias Domini in aeternum cantabo, que se traduciría por "Cantaré eternamente las misericordias del Señor".

Heras Cordón Vendimia Seleccionada Crianza 2018

Lo que además tampoco se sabe a ciencia cierta en la actualidad es qué tipo de vino se está embotellando desde Heras Cordón para la Santa Sede. La última información de la que se hacía eco Fuera de Serie es de 2017, cuando se mandó un crianza de 2014 elaborado con un coupage de tempranillo, graciano y mazuelo, que formaría parte de las recepciones y compromisos del Vaticano.

Las mejores recetas de Directo al paladar (Cocina)

En cualquier caso, lo que sí sabemos es que Heras Cordón embotella de forma regular su Crianza Vendimia Seleccionada con las mismas uvas que hace el vino vaticano y que, en este caso, se trata de 2018 la última añada que está a la venta y que seguramente sea el vino más parecido a lo que disfruten en la Santa Sede.

Temas
Inicio