Es Patrimonio de la Humanidad y la construcción en ladrillo más grande del mundo: un impresionante castillo del siglo XIII

Construido por una orden de caballeros medievales, es uno de los monumentos más visitados de Polonia

Castillo Ladrillo Grande Mundo Unesco Patrimonio
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

El ladrillo es un material constructivo tan común en nuestra vida cotidiana que resulta difícil imaginar un mundo sin él. Sin embargo, a lo largo de la historia, el ladrillo ha tenido un papel muy limitado en la construcción de grandes monumentos.

Los grandes hitos arquitectónicos de las civilizaciones antiguas, desde las pirámides de Egipto hasta los templos griegos y las catedrales góticas, se han construido predominantemente con piedra. La durabilidad, la majestuosidad y la disponibilidad de la piedra la convirtieron en el material preferido para las construcciones que debían perdurar en el tiempo y reflejar el poder y la grandeza de sus constructores.

No obstante, hay excepciones notables en la historia que demuestran la versatilidad y el potencial del ladrillo como material de construcción. La ciudad de Babilonia, por ejemplo, famosa por sus Jardines Colgantes, utilizó ladrillos en muchas de sus estructuras, incluida la emblemática Puerta de Ishtar.

Asimismo, en el Imperio Romano, el ladrillo fue utilizado extensamente, especialmente en construcciones civiles como las termas y los acueductos. En la India, el famoso Qutab Minar en Delhi, un impresionante minarete del siglo XII, también está construido principalmente con ladrillos.

En este contexto histórico de uso limitado pero significativo del ladrillo, emerge el Castillo de Malbork, una construcción que desafía las convenciones arquitectónicas de su tiempo. Situado en la actual Polonia, aunque históricamente se encontraba en Prusia Oriental, este castillo es la estructura en ladrillo más grande del mundo y un impresionante ejemplo del poderío de la Orden Teutónica.

El Castillo de Malbork, también conocido como el Castillo de la Orden Teutónica en Malbork, fue construido en el siglo XIII. Su construcción comenzó en 1274 y continuó durante más de un siglo, ampliándose y mejorándose constantemente. La magnitud de la obra es impresionante: cubre un área de aproximadamente 143,591 metros cuadrados, lo que lo convierte no solo en la estructura de ladrillo más grande del mundo, sino también en uno de los castillos más grandes jamás construidos.

Castillo de Malbork El castillo de Malbork fue mandado construir por la Orden Teutónica a finales del siglo XIII. ©VisitMalbork

Este castillo fue la sede de la Orden Teutónica, una orden militar y religiosa que jugó un papel crucial en la historia de Europa Central y Oriental durante la Edad Media. La Orden Teutónica fue fundada en 1190 durante la Tercera Cruzada, y su misión principal era proteger a los cristianos en Tierra Santa y luchar contra los paganos en Europa. Malbork se convirtió en su cuartel general en 1309, cuando la orden trasladó su sede desde Venecia.

El diseño del castillo refleja la importancia y la riqueza de la Orden Teutónica. Está dividido en tres secciones principales: el Alto Castillo, el Medio Castillo y el Bajo Castillo, cada una de ellas rodeada por su propio sistema de murallas y fosos. Esta disposición no solo proporcionaba una defensa formidable, sino que también permitía una administración eficiente y un control riguroso sobre el territorio circundante.

El Alto Castillo es la parte más antigua y la más fuertemente fortificada, y alberga la iglesia de Santa María, una impresionante estructura gótica que servía como centro espiritual de la orden. El Medio Castillo contiene las salas de estado y las residencias de los altos oficiales de la orden, mientras que el Bajo Castillo alojaba las instalaciones económicas y logísticas, incluyendo talleres, almacenes y establos.

Castillo de Malbork Se tardó en edificar más de un siglo, pero gracias a la construcción en ladrillo, el castillo se pudo seguir expandiendo. ©VisitMalbork

El Castillo de Malbork es un testimonio impresionante del poder y la influencia de la Orden Teutónica. Su importancia histórica no se limita a su función como sede de la orden. También desempeñó un papel crucial en las guerras y conflictos de la región, especialmente durante la Guerra de los Trece Años (1454-1466), cuando fue asediado y capturado por el Reino de Polonia.

La fisonomía del Castillo de Malbork es imponente. Las murallas de ladrillo rojo, las torres fortificadas y los puentes levadizos crean una imagen de fortaleza y poder. El uso del ladrillo, un material más económico y accesible que la piedra, permitió a los constructores erigir una estructura monumental que podía resistir el paso del tiempo y los embates de los conflictos militares.

Hoy en día, el Castillo de Malbork tiene la consideración de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, un reconocimiento a su importancia histórica y arquitectónica.

Es un destino turístico de gran relevancia, atrayendo a visitantes de todo el mundo que vienen a admirar su grandeza y a explorar su rica historia. Los turistas pueden recorrer sus vastos terrenos, explorar sus salas y pasillos, y maravillarse con las vistas panorámicas desde sus torres.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete a "Al fondo hay sitio", una forma distinta de informarte cada semana de la actualidad gastronómica hecha con pasión por el equipo de DAP.

El Castillo de Malbork no solo es un monumento a la historia y a la arquitectura medieval, sino también un recordatorio de la ingeniosidad humana y la capacidad de crear estructuras impresionantes con materiales modestos como el ladrillo.

En un mundo donde la piedra dominaba la construcción de monumentos, Malbork se erige como un testimonio del poder del ladrillo, demostrando que, con suficiente visión y determinación, este humilde material puede dar lugar a algunas de las maravillas arquitectónicas más impresionantes del mundo.

Imágenes | VisitMalbork

En DAP | Los 10 castillos más impresionantes que ver en España, según el Instituto de Turismo

En DAP | Este pueblo de Galicia tiene uno de los castillos mejor conservados de Europa

Inicio