Remota y verde: la aldea de Galicia junto a los acantilados más altos de Europa

  • Se sitúa en una de las costas más desconocidas de toda la comunidad gallega

  • Aquí también se produce una de las peregrinaciones más singulares de toda España

Aldea Remota Galicia Acantilados Europa
1 comentario Facebook Twitter Flipboard E-mail

Galicia se ha convertido en un reclamo turístico nacional, no solo por su rica cultura y gastronomía, desde tiempos inmemoriales. También, como es lógico, por sus impresionantes costas. Desde las Rías Baixas hasta la Mariña Lucense, Galicia ofrece una variedad de paisajes costeros que atraen a turistas españoles y del extranjero, cada vez más encantados con una comunidad tan generosa como hospitalaria. Nombres clave no faltan. Sin embargo, puede que aún queden sorpresas.

Las Rías Baixas, situadas en la parte suroeste de Galicia, son conocidas por sus playas de arena fina y aguas cristalinas. Ciudades como Vigo, Pontevedra y Sanxenxo son destinos populares que combinan el encanto tradicional con servicios turísticos más que asentados.

Vigo, por ejemplo, con sus vibrantes mercados y el archipiélago de las Islas Cíes, es una buena muestra de cómo Galicia ha sabido modernizarse sin perder su esencia marinera. Pontevedra, por su parte, ofrece un casco antiguo peatonal lleno de vida, mientras que Sanxenxo se destaca como el destino de playa por excelencia, con una animada vida nocturna y excelentes instalaciones para deportes acuáticos.

Siguiendo hacia el norte, la Mariña Lucense es otra joya del litoral gallego. Esta zona, menos conocida que las Rías Baixas, ofrece paisajes espectaculares como la Playa de las Catedrales, famosa por sus formaciones rocosas que recuerdan a las bóvedas de una catedral gótica. Ribadeo y Viveiro son localidades de gran atractivo turístico, donde los visitantes pueden disfrutar de la belleza natural y de la tranquilidad que caracteriza a esta parte de Galicia.

Sin embargo, no solo las Rías Baixas y la Mariña Lucense tienen encantos que ofrecer. Las Rías Altas también se presentan como un destino turístico de gran interés. Entre estas, la Costa da Morte y la Costa Ártabra destacan por su impresionante paisaje y su misticismo.

La Costa da Morte, conocida así por la cantidad de naufragios que han ocurrido en sus aguas, ofrece paisajes agrestes y salvajes, con pueblos como Muxía y Fisterra que son paradas obligadas para los peregrinos que siguen el Camino de Santiago hasta el final del mundo conocido. La Costa Ártabra, por otro lado, es famosa por sus playas vírgenes y acantilados abruptos, siendo el punto de partida perfecto para explorar la naturaleza en su estado más puro.

En este contexto de maravillas naturales, se encuentra la aldea de San Andrés de Teixido, ubicada en la comarca de Ortegal. Este pequeño pueblo, situado a unos 140 kilómetros de Santiago de Compostela y a 90 kilómetros de A Coruña, es conocido por su proximidad a los acantilados más altos de Europa continental, los acantilados de Vixía Herbeira, que alcanzan una altura de más de 600 metros sobre el nivel del mar.

San Andrés de Teixido no solo destaca por su impresionante entorno natural, sino también por su rica historia y tradición. La aldea es famosa por la pequeña iglesia dedicada a San Andrés, un santo venerado en la región.

Según la leyenda, San Andrés llegó a esta costa después de un naufragio y pidió a Dios que su iglesia se convirtiera en un lugar de peregrinación. Así, se dice que "a San Andrés de Teixido va de muerto quien no fue de vivo", lo que significa que aquellos que no peregrinen en vida, lo harán después de muertos en forma de ánima o espíritu.

La peregrinación a San Andrés de Teixido es una tradición arraigada en la cultura gallega y se realiza principalmente entre mayo y septiembre. Los peregrinos recorren senderos rodeados de una exuberante naturaleza hasta llegar a la iglesia, donde dejan ofrendas y realizan rituales para pedir protección y buena fortuna. La ruta ofrece vistas espectaculares de los acantilados y del océano Atlántico, haciendo del viaje una experiencia inolvidable tanto espiritual como visual.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete a "Al fondo hay sitio", una forma distinta de informarte cada semana de la actualidad gastronómica hecha con pasión por el equipo de DAP.

Toda una combinación de naturaleza, historia y leyenda en un solo lugar, ofreciendo a los visitantes una experiencia única. Sus acantilados vertiginosos y su entorno virgen lo convierten en un destino ideal para aquellos que buscan escapar del bullicio de las zonas más turísticas y sumergirse en la tranquilidad y el misterio de la Galicia más remota y verde.

Imagen | Turismo de Galicia

En DAP | Este rincón propio de Asia está en Galicia: tiene un puente colgante y está a menos de una hora de Santiago

En DAP | El Caribe español está en Galicia: la villa marinera con playas vírgenes, aguas turquesas y calas de postal

Inicio