Publicidad

Tres accesorios para hacer nata montada casera impresionante (con receta y vídeo incluidos)

Tres accesorios para hacer nata montada casera impresionante (con receta y vídeo incluidos)
4 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Imprescindible como ingrediente de muchas elaboraciones, relleno de pasteles y bollos y para decorar postres y bebidas. No existe ni existirá un sustituto comercial comparable a la nata montada casera. Prepararla no tiene ciencia alguna, aunque hay que respetar dos puntos esenciales para conseguir una nata montada casera de impresión.

Los principales son el contenido de materia grasa de nata en sí y la temperatura. El porcentaje de materia grasa viene indicado en el paquete. Lo ideal es 36-38%, pero es raro encontrar nata con un contenido en grasa tan elevado. En cualquier caso, el mínimo necesario es el 32%. Por debajo de este porcentaje la nata no montará.

Sobre el otro factor esencial, la temperatura de la nata, os recordamos que para que la nata monte tiene que estar muy fría. Una nata a temperatura ambiente no montará jamás por mucho que le demos a las varillas. Por el contrario, una nata bien fría montará en cero coma y sin apenas esforzarnos.

Utensilios necesarios para hacer nata montada casera

Una vez que tenemos la nata adecuada y lista para montar, porcentaje mínimo de materia grasa (32%) y bien fría, pasamos a la acción. Y, sobre esto, también podemos decir que hay tres accesorios o utensilios esenciales para el arte de montar nata: báscula, cuencos y varillas.

Báscula

Báscula de cocina

La báscula es necesaria para conseguir una nata montada con un punto equilibrado de dulzor. A nosotros nos gusta usar 100 g de azúcar (glasé) por litro de nata. No existe una cantidad canónica. Si sois muy golosos quizás prefiráis usar más azúcar. O, por el contrario, reducirla para que el dulzor sea menos notable.

Por supuesto podemos añadir azúcar a la nata a ojo de buen cubero, pero se nos puede ir la mano o que nos quedemos cortos y el resultado no será el deseado. Para preparar gran cantidad de nata montada nos vale una báscula de cocina común, pero si vamos a montar poca cantidad lo mejor es hacernos con una báscula de precision o pequeño pesaje.

Tefal BC5000 Optiss White - Báscula de Cocina, hasta 5 kg, Blanco

Tefal BC5000 Optiss White - Báscula de Cocina, hasta 5 kg, Blanco

Soehnle  Cooking Star Cuchara medidora digital con graduación de 0,1 g hasta 500 g, báscula de mano con cuchara, báscula de precisión para especias

Soehnle Cooking Star Cuchara medidora digital con graduación de 0,1 g hasta 500 g, báscula de mano con cuchara, báscula de precisión para especias

Cuencos

Cuencos

Sí, en plural. Cuencos. Porque aunque a priori podamos pensar que con un cuenco es suficiente, con dos de ellos la tarea será más sencilla, rápida y eficaz. Dos cuencos de vídrio o metal (que mantienen muy bien el frío) y de distintos tamaños. Uno grande que llenar con hielo y otro más pequeño que introducir en el anterior y en el que verter y trabajar la nata. El hielo la mantendrá fría y montará sin esfuerzo.

Importante también tener en cuenta que la nata salpica mucho, sobre todo al principio cuando está es estado líquido. Por ello recomendamos que los cuencos sean amplios y profundos en relación con la cantidad de nata a montar. Con ello evitaremos manchas en la mesa de la cocina y en uno mismo, ahorrándonos la limpieza posterior.

Luvan Cuencos mezcladores de boles de acero inoxidable 304,con bordes anchos para un agarre y vertido fáciles,extraprofundos para porciones generosas,aprobados por la FDA,sin BPA,versátil,juego de 5

Luvan Cuencos mezcladores de boles de acero inoxidable 304,con bordes anchos para un agarre y vertido fáciles,extraprofundos para porciones generosas,aprobados por la FDA,sin BPA,versátil,juego de 5

WMF Gourmet-Set de 4 Boles, Acero Inoxidable Mate

WMF Gourmet-Set de 4 Boles, Acero Inoxidable Mate

Varillas

Varillas eléctricas

Podemos usar un batidor de varillas manual, batidora de mano con varillas, una amasadora con su accesorio o un robot estilo Kitchen aid, Thermomix o Magimix Cook Expert. La ventaja del batido manual es que nos permite controlar al máximo el proceso, corriendo menos riesgo de sobrebatir la nata. Eso sí, tardaremos más y es muy probable que terminemos con dolor de brazo.

Nuestra preferida es la varilla eléctrica clásica. Tiene más potencia que la batidora de mano. Además nos resulta muy cómoda de manejar, permite controlar la velocidad del batido, se limpia con facilidad y se guarda en poco espacio.

WMF Profi Plus Batidor de Varillas, Acero Inoxidable Pulido, 20 cm

WMF Profi Plus Batidor de Varillas, Acero Inoxidable Pulido, 20 cm

Philips Daily HR3740/00 - Batidora Amasadora, 450 W, 5 Velocidades, Color Blanco

Philips Daily HR3740/00 - Batidora Amasadora, 450 W, 5 Velocidades, Color Blanco

Nata Montada 2 1

Ingredientes

Para personas
  • Nata líquida para montar muy fría 1 l
  • Azúcar glasé (opcional) 100 g
  • Hielo

Cómo hacer nata montada

Dificultad: Media
  • Tiempo total

Ya hemos mencionado, pero lo repetimos, que la nata tiene que estar muy fría. Para ello la guardamos en la nevera, en la parte más fría, durante el tiempo necesario. Podemos introducirla en el congelador 10-15 minutos antes de batirla, junto con los cuencos y las varillas que vayamos a usar.

Llenamos un cuenco grande con hielos y colocamos en su interior otro más pequeño. Vertemos la nata en su interior, estrujando muy bien el brick o la botella por si la grasa más densa se quedara atrapada en una esquina.

Podemos añadir el azúcar en este momento o dejarlo para más tarde, la nata montará igualmente. En cualquier caso empezamos a batir a velocidad media con la batidora de varillas, con movimientos envolventes para llegar a todo el recipiente. Al principio parece que no ocurre nada pero poco a poco la nata va llenándose de burbujas y adquiriendo mayor densidad.

Cuando la nata empiece a tomar cuerpo subimos la velocidad de la batidora a una potencia media-alta. Seguimos moviendo las varillas por todo el recipiente hasta que la nata haga ondas en la superficie. Para no pasarnos con el batido y que se corte la nata, lo mejor es bajar la velocidad de nuevo y parar cuando la nata forme picos duros.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Con qué acompañar la nata montada casera

Más que con qué acompañar la nata montara casera deberíamos decir qué acompañar con la nata montada casera. Algo sencillo de definir. Perfecta como guarnición de tortitas, crêpes, flanes y todo tipo de frutas. Seguro que a vosotros se os ocurren otras maneras de usar la nata montada. ¿Nos las contáis?

Algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores

En Directo al paladar | Trucos para lograr una nata montada estable
En Directo al paladar | Todas las claves para hacer una anta montada insuperable

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios