Compartir
Publicidad

Vallegarcía syrah 2005

Vallegarcía syrah 2005
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Queridos reyes magos: Este año me he portado bastante bien, así que me gustaría que me trajerais una botella de vino Vallegarcía syrah he sido muy, muy, muy bueno, así que me gustaría que me trajerais a Penélope Cruz con una botella de vino Vallegarcía syrah del 2005 bajo el brazo que me han dicho que es muy buena (la botella de vino).

Como vosotros sabéis (porque vosotros lo sabéis todo) es una bodega emplazada en los Montes de Toledo (aunque ya en la provincia de Ciudad Real) sus inicios, allá por el fin del siglo pasado (que nadie se emocione que hablamos del año 1999), fueron el fruto de acertados consejos que el Marqués de Griñón proporcionó a su amigo Alfonso Cortina (hermano de uno de los albertos). Con el tiempo, esos consejos acabaron fraguando en una moderna bodega que en una área fuera de las populares zonas del vinificación elabora caldos de inusitada calidad.

De los tres vinos que produce, (que curioso tres vinos, como vosotros, tres reyes magos) he escogido el de la variedad syrah (Baltasar, te hago un giño, ya que siempre fuiste mi favorito). Estoy seguro de que sabéis a qué vino me refiero, pero por si aún no ha llegado a Oriente aquí os dejo unas pistas para que no os confundáis:

En vista arroja un color picota muy oscuro de capa muy alta con una tenue corona violácea. Lágrima densa y elegante que resbala por la pared de la copa con dificultad y elegancia. Donde lo hay que se note.

en la nariz se muestra muy expresivo y complejo dominando de inicio fruta negra muy madura, ciruela, grosella, moras... sobre un sutil fondo floral a violetas, la conveniente oxigenación va paulatinamente arrojando aromas especiados y vegetales, dando paso a la sempiterna fragancia de regaliz negro y más balsámicos completados con lácticas notas que aportan cremosidad al conjunto y también matices de carácter mineral que otorgan al vino virilidad en su fase olfativa.

En boca, entrada de manera potente, con fuerza, con opulencia, como el caballo de la etiqueta. Entra con todo el poderío que le otorga la carga frutal que comporta, con mucho cuerpo, los taninos dulces, maduros confieren al conjunto un amargor muy agradable, lo cual acompañado de una oportuna acidez, resta relevancia al singular hecho de que tenga 15 grados. Persistente en boca termina dejando tras su paso un agradable regusto a fruta, especias y balsámicos.

En definitiva, un gran vino en su mejor momento.

Vallegarcía syrah 2005

Bodega:Pago de Vallegarcía Zona: Montes de Toledo Uva: Syrah Vino: Tinto con crianza Graduación: 15º Precio: 23 Euros Nota: 9

Postdata: Queridos Baltasar, Melchor y Gaspar, si creéis que dos regalos solicitados es mucho y que por méritos sólo merecería uno, no importa, podéis olvidaros del vino.

En Directo al Paladar l San Román 2005 En Directo al Paladar l Malleolus 2005

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos