Sigue a Directo al Paladar

tostada_mermelada_ciruela.jpg

Ya estamos en la época en la que empezamos a tener ciruelas en el mercado y qué mejor que hacer tu propia mermelada de ciruelas para disfrutar de un genial desayuno. Casi todas las mermeladas se elaboran de forma similar, el secreto está en añadir la cantidad exacta de azúcar y que el tiempo de cocción sea el adecuado.

En este caso vamos a explicar como se elabora la mermelada de ciruelas amarillas, para ello necesitaréis 800 gramos de azúcar, ½ vaso de agua, el zumo de un limón y 1 kilo y medio de ciruelas amarillas.

Primero lavaremos las ciruelas y retiraremos los huesos para depositarlas seguidamente en una cazuela preferiblemente de barro. Añade el agua y cuece a fuego lento durante 10 minutos, pasado este tiempo, retira las ciruelas del fuego y pásalas por el pasapurés. Dispón la pulpa resultante en la cazuela nuevamente y añade el zumo de limón y el azúcar.

Cuece durante 40 minutos a fuego lento removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera. Guíate de las reglas básicas que explicamos aquí para esterilizar los tarros donde depositarás la mermelada. Una vez que hayas rellenado los tarros con la mermelada, cierra herméticamente y cuécelos al baño maría durante 10 minutos.

Recuerda que para enfriar los tarros es preferible ponerlos en agua tibia, después, retira y seca los tarros y ya tendrás una rica mermelada de ciruelas casera para disfrutar de un gran sabor.

En Directo al Paladar | Algo básico en la despensa, la conserva
En Directo al Paladar | Cómo hacer mermelada de naranja

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario