Sigue a Directo al Paladar

Media cuchara - 1

Admitámoslo, las medidas en la cocina son una tortura para cualquier matemático. Pizcas, puñados, chorritos, cucharadas, cucharaditas y, mi preferida de todas, la media cucharada. Pero, ¿cuánto es media cucharada?

Hay varias aproximaciones a la medida de media cucharada, con distinciones entre si es una cucharada colmada (con montañita) o enrasada, aunque sin duda la más exacta y curiosa es la auténtica media cuchara de Perpetual Kid, que soluciona el problema por la vía rápida. Pero veamos cómo podemos apañárnoslas sin una de estas en el cajón de los cubierto.

Media cuchara - 2

La cucharada y la cucharadita son medidas de volumen no estándar de las que hay varias medidas reconocidas, distinguiéndose entre la imperial y la estadounidense, que tienen una ligera variación entre ambas. Las medidas aproximadas para la versión enrasada (para líquidos) de cada una son las siguientes.

  • La cucharadita
    • Imperial: 5ml
    • Estadounidense: 4,93ml
  • La cucharada
    • Imperial: 15ml
    • Estadounidense: 14,787ml

Media cuchara - 3

De esta manera, si queremos ser muy precisos, podemos calcular el volumen que necesitamos (dividiendo por la mitad) y utilizar algún sistema de medición más exacto que la cuchara —como los sets de medida—. Así no fallaremos nunca, algo que puede ser crucial en recetas de repostería, donde la proporción de los ingredientes influye mucho en el resultado final.

La opción más “friki” es asemejar el volumen de nuestra cuchara al de un casquete de esfera —la fórmula es esta: V=p·h(3a2+h2)/6— y calcular hasta qué altura necesitamos llenar la cuchara para conseguir la mitad de su volumen.

Media cuchara - 4

Lo que pasa es que para hallar esa altura de forma exacta por en medio se cruza una ecuación de tercer grado y a mi se me ha olvidado ya como resolverlas (algo recuerdo del método de Ruffini). Pero no os preocupéis, que he hecho un calculo aproximado y habría que llenar la cuchara hasta tres quintas partes de su profundidad, ya que al igual que ocurre con una copa de Martini, la mayor parte del volumen se encuentra en la parte superior (en una copa de este tipo se situa en cuatro quintas partes de la altura).

Así que si vais a calcular a ojo media cuchara, no la llenéis hasta la mitad, sino un poco más, ya que nuestra intuición no siempre va de la mano de la geometría. Y si hay algún matemático en la sala, le invito a que nos ilumine con la fórmula y la proporción precisa para conseguir medir exactamente media cuchara.

Vía | No lo puedo creer, Wikipedia
En Directo al Paladar | Type, un medidor de espaguetis para amantes de la tipografía

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios