Sigue a Directo al Paladar

pures_thermomix

Aparte de las sopas y cremas, ya vistas en capítulos anteriores, podemos elaborar de forma sencilla muchos tipos de purés de patata y verduras, aprovechando las funciones de cocción y la posibilidad de triturar luego los ingredientes sin tener que sacarlos del vaso. Según la densidad que queramos que tenga el puré, escurriremos antes de triturar un poco del caldo o agua de cocción, para evitar que quede demasiado líquido. Los purés de verduras son una opción ideal para guarniciones sanas de platos de carne o pescados. En algunos casos los podemos enriquecer con nata o mantequilla, siempre que las usemos con moderación para no aumentar el contenido calórico y de grasas.

Para cocer las verduras y patatas del puré podemos aprovechar la opción de cocción al vapor con el recipiente Varoma de nuestra Thermomix. Una vez cocidas podemos triturarlas con un poco del agua de cocción que haya quedado en el vaso, para que así tengan mejor sabor. Añadiremos un poco de sal, mantequilla o aceite para suavizar, y especias, como nuez moscada o pimienta blanca molida. Luego trituraremos a velocidad 4-5, hasta que quede un puré suave. Si hacemos mucha cantidad podemos usar el accesorio mariposa para los purés de patatas, sin sobrepasar la velocidad 3 y medio.

Uno de los purés que más me gustan es el stoemp de patatas y verduras que en su versión para Thermomix quedaría como sigue.

Puré de patatas y verduras.

Ingredientes:
800 gr. patatas, 3 zanahorias, 1 puerro, 50 gr. mantequilla, sal, pimienta blanca molida, nuez moscada.

Elaboración: Calienta 1 litro de agua 10 minutos, a temperatura Varoma, velocidad 1. Pela y lava bien las verduras. Corta en trozos grandes la patata, las zanahorias y el puerro. Coloca las verduras en el recipiente Varoma y cuece 30 minutos a temperatura Varoma, velocidad 3, o hasta que estén muy tiernas.

Escurre las verduras, reservando el agua de cocción aparte. Pasa las verduras al vaso, añade un poco del agua de cocción y tritura a velocidad 4-5, bajando con la espátula de vez en cuando. Añade la mantequilla, un poco de sal, una pizca de pimienta blanca y de nuez moscada. Remueve unos segundos a velocidad 3-4. Si quedara muy espeso añade algo más del caldo de cocción, pero no mucho, ya que quedaría más como una sopa cremosa que un puré. Sirve templado.

Prueba, siguiendo la misma forma de elaboración, diferentes ingredientes, añadiendo guisantes, nabos, brécol, cebolla, etc. Pero siempre partiendo de la base de patatas.

En Directo al Paladar | Todo sobre los purés.

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario