Los Premios Nobel 2012 brindan con vino dulce malagueño

Síguenos

Ayuntamiento de Estocolmo

Si el otro día celebrábamos que un queso albaceteño había ganado el certamen World Cheese Awards como el mejor queso del mundo, nuestro país vuelve a estar en boca de todos y esta vez también por algo bueno en lo que a gastronomía se refiere. Y es que ha sido elegido tras una cata a ciegas entre un centenar de caldos, un vino dulce malagueño para cerrar la cena de los Premios Nobel celebrada el pasado lunes en el Salón Azul del Ayuntamiento de Estocolmo.

Esta cena se viene llevando a cabo desde hace ya 111 años conmemorando el día de la muerte de Alfred Nobel nada más terminar la ceremonia de entrega de premios. En ella, es un clásico que los mil trescientos invitados brinden con los mejores vinos del mundo, en un banquete que cuenta con un champán de entrada, un tinto con el plato principal y un dulce para terminar, siendo aquí donde ha triunfado el vino moscatel malagueño denominado Nº2 Victoria, elaborado por las bodegas Jorge Ordoñez.

Pero seguramente os estaréis preguntando que características distinguen este vino dulce para que haya destacado sobre otros. Pues bien, para su elaboración se ha utilizado un tipo de uva denominada Alejandría, de la variedad moscatel, procedente de antiguos viñedos algunos incluso centenarios. Recogidas a mano y transportadas con mimo y esmero de forma artesanal, son secadas para su transformación en pasas de una forma muy especial, permaneciendo a la sombra durante un período de entre cuatro y seis semanas y terminando el proceso de fermentación a baja temperatura, para de esta manera no ser necesario añadirle alcohol para producirlo.

Las bodegas Jorge Ordoñez creadas en el año 2004, llevan nueve años elaborando este vino pasificado, espeso, perfumado y florar seleccionado en Suecia. Su creador inicial fue el prestigioso enólogo Alois Kracher y son necesarios ocho kilogramos de uva para obtener los 375 mililitros que lleva cada botella, botella que forma parte de una serie de producción de unas diez mil unidades de las cuales 156 fueron servidas en la cena de los Premios Nobel.

De nuevo con esta elección se demuestra la importancia de los vinos españoles en el resto del mundo, pero además para la zona de producción del Nº2 Victoria significa una recuperación del prestigio que la Denominación de Origen de Málaga y Sierras de Málaga había tenido en un pasado.

Imagen | Amio Cajander
En Directo al Paladar | El menú de Marie Curie
En Directo al Paladar | Aceite de oliva español en la cena de los Nobel

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios