Sigue a Directo al Paladar

Sobre el nabo

Planta hortícola cuya raíz también llamado nabo, es comestible. Raíz carnosa, alargada o redondeada, de un color amarilla pálido o blanco y a veces violeta en la base de las hojas.

El nabo se come generalmente cocido, como guarnición o como ingrediente de algunas preparaciones como, el arròs amb fesols i naps valenciano, en las manos de cerdo y nabos, en el pato con nabos o en la chucruta.

El nabo aunque es de origen europeo también es cultivado en la India, y durante mucho tiempo fue utilizado en cocina, sobre todo en las sopas y en los pucheros. En Escocia están considerados como la hortaliza nacional.

Actualmente, el nabo tiene poco prestigio gastronómico. Ángel Muro en su Practicón decía “Es la legumbre-raíz más desdeñada, porque es muy dulzona y no tiene aroma. Tiene pocos amigos, y los que lo son de verdad son gallegos”. Por algo dicen los gallegos Nabo, nabiza e grelo, trinidá do gallego.

El nabo es poco energético, pero rico en agua, en azufre, en potasio y en azúcar. Cuando se compra debe ser firme bastante pesado y tener una piel lisa, brillante y sin manchas. Los nabos tempranos, suelen venderse con sus hojas, la nabizas, que el nombre de turnip tops, son una verdura muy estimada en Gran Bretaña. Los tempranos y tiernos deber ser empleados en seguida, mientras que los de invierno pueden conservarse dos meses al fresco.

Los nabos se pelan y se lavan antes de la cocción para evitar que se ennegrezcan; si son pequeños nabos nuevos, basta con cepillarlos. Sin embargo, en invierno es preferible blanquearlos 10 minutos antes de su preparación, pues su sabor bastante fuerte gana cuando es atenuado. Los nabos son indispensables en muchas ollas y pucheros y suelen prepararse como las zanahorias (glaseados a la inglesa, con mantequilla, a la crema, etc), o bien en puré o en soufflé. Acompañan tradicionalmente las carnes de pato, de carnero o de cerdo.

Propiedades nutricionales del nabo

El nabo contiene un bajo contenido de hidratos de carbono, un alto contenido en agua y mucha fibra.

Tiene vitamina C, folatos y algo de vitaminas del grupo B (B6, B3, B1 y B2).

En minerales destacan el potasio, el calcio, el fósforo y el yodo.

Comentar solamente que las hojas del nabo o grelos contienen más nutrientes que el propio nabo, aportando casi el doble de proteínas, fibra, calcio, provitamina A, beta-caroteno, vitamina C y folatos que la raíz.

Foto | Wikipedia
En Directo al Paladar | Propiedades nutricionales del rábano
En Directo al Paladar | La cebolla

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios