Sigue a Directo al Paladar

Lata de arte

Llevo unos días un poco alterado por las dudas que plantea el reciclaje de plásticos en mi ciudad —que se suma a muchas más cosas que me indignan últimamente— menos mal que aún quedan personas en el mundo como My Dog Sighs, que convierte latas usadas en arte.

Así es, la típica lata de refresco o de comida que encontramos en la calle, chafada por una rueda o el pisar de los peatones, y que la mayor atención que obtiene de nosotros es una patada o, con suerte, que la tiremos a la papelera, ahora es una preciosa obra de arte en miniatura.

Como se puede ver en el vídeo, con un poco de paciencia y mucha habilidad, este artista británico convierte viejas latas en delicados retratos que transmiten todo tipo de emociones, desde lástima o alegría, llegando incluso a enamorarnos con sus miradas.

menuda lata de arte 2

Os recomiendo que echéis un vistazo a su Flickr para descubrir su amplia obra. A mi me ha encantado y alegrado encontrarme a alguien que es capaz de mirar la basura con otros ojos y enseñarnos que el primer paso para reciclar es reutilizar (bueno, el primero de verdad es no gastar).

Vía | LikeCool
Más información | My Dog Sighs
En Directo al Paladar | Volver a la venta a granel, la solución para deshacerse de embalajes innecesarios

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios