Cake de manzana con crujiente de avellanas. Receta

Síguenos

Cake de manzana con crujiente de avellanas

Normalmente el tipo de bizcochos que más me gustan son los que por dentro son especialmente jugosos, y eso suele conseguirse por lo general añadiendo fruta. Así que estos días en mi casa pudimos disfrutar de un rico desayuno con este cake de manzana con crujiente de avellanas, un pastel no excesivamente dulce debido a que lleva azúcar moreno y manzana reineta, que le aporta un punto de acidez.

En este caso los frutos secos elegidos fueron avellanas, pero permite cualquier otro tipo que os guste, eso sí, es importante que mantengáis la misma cantidad que os indico en los ingredientes para que no sean muy pesados en la masa y la impidan subir al cocer. En caso de que no tengáis harina con levadura incorporada deberíais añadir un sobre entero de impulsor químico para que crezca lo suficiente en el horno.

Ingredientes para un molde de veintidós centímetros de diámetro

  • 3 huevos L, 175 g de mantequilla, 350 g de harina con levadura incorporada, 1 cucharadita de canela molida, 175 g de azúcar moreno, 3 manzanas reineta, 50 g de uvas pasas, 100 g de avellanas, 3 cucharadas soperas de mermelada de albaricoque, 2 cucharadas soperas de agua.

Cómo hacer cake de manzana con crujiente de avellanas

Comenzaremos precalentando el horno a 170 grados con ventilador o a 180 solo con calor arriba y abajo. Engrasaremos y espolvoreamos de harina un molde de unos veinte a veintidós centímetros de diámetro. Seguidamente en un bol añadimos la harina con levadura incorporada, la canela y el azúcar moreno y mezclamos bien con un tenedor. Derretimos en un cacito la mantequilla y la dejamos templar.

Pelamos dos de las manzanas y las cortamos en cubos de pequeño tamaño, las añadimos al bol de la harina, le incorporamos las uvas pasas y la mitad de las avellanas machacadas groseramente. Removemos todo de nuevo hasta que veamos la fruta tapada por la harina.

En el recipiente donde habíamos dejado templar la mantequilla añadimos los huevos, y batimos con unas varillas o con una batidora de varillas la mezcla hasta que esponje durante unos minutos. Añadimos esta mezcla al resto de los ingredientes y removemos hasta incorporarlos todos bien. Va a quedar una masa muy espesa y cada vez más difícil de remover.

La añadimos al molde y alisamos su superficie. Pelamos la manzana que nos había sobrado y la cortamos en lonchas finas extendiéndolas por la superficie del cake y posteriormente añadiendo las avellanas en trozos por encima. Horneamos una hora y cuarto. Mientras, calentamos la mermelada con el agua y justo cuando saquemos nuestro pastel del horno, le vertemos el glaseado por encima de la cobertura crujiente para que quede brillante.

Cake de manzana con crujiente de avellana

Tiempo de elaboración | 1 hora y cuarenta minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

El cake de manzana con crujiente de avellanas es el típico pastel inglés que me imagino para tomar con el té de las cinco. Pero como creo que habitualmente no seguiréis esa costumbre en vuestra casa, os recomiendo prepararlo para degustarlo sentados en vuestro sofá viendo Downton Abbey o alguna serie muy “british”.

En Directo al Paladar | Cake de chocolate, calabacín y nueces. Receta
En Directo al Paladar | Cake de plátano y nata. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios