Publicidad

Receta de bizcocho de avellana y chocolate negro, una combinación ganadora para golosos

Receta de bizcocho de avellana y chocolate negro, una combinación ganadora para golosos
1 comentario
20 votos

Chocolate y frutos secos combinan de maravilla en dulces y postres, como bien nos han demostrado las populares cremas untables de cacao. Podemos volver a comprobarlo en un bizcocho sencillo como este, usando avellana molida sustituyendo la mitad de la harina, y coronándolo con una crujiente cobertura de chocolate negro.

Inspirados por la receta original, hemos disminuido un poco el nivel de azúcar y de mantequilla, incrementando el de fruto seco en la miga, para potenciar aún más sus virtudes. Además, para complicarnos menos la vida, no nos hemos molestado en hacer ninguna ganaché, pues solo con derretir chocolate de calidad ya tendremos una cobertura tentadora que pone la guinda perfecta al bizcocho. Lo ideal es que sea un chocolate de buena calidad, no necesariamente "para postres", con un porcentaje de cacao superior al 60%.

Ingredientes

Para 6 personas
  • Mantequilla en pomada 120 g
  • Azúcar 120 g
  • Huevo (tamaño M-L) a temperatura ambiente 4
  • Leche a temperatura ambiente 100 g
  • Esencia de vainilla 2.5 ml
  • Avellana molida 125 g
  • Harina de repostería 125 g
  • Levadura química (1 cucharadita) 4 g
  • Sal 2 g
  • Chocolate negro de buena calidad 100 g
  • Avellanas tostadas opcionales

Cómo hacer bizcocho de avellana y chocolate negro

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 45 m

Precalentar el horno a 170ºC con ventilador, o a 180ºC con calor arriba y abajo. Forrar con papel sulfurizado o engrasar con mantequilla un molde rectangular de unos 20 cm de largo. Procurar que la mantequilla, los huevos y la leche estén atemperados, no fríos de la nevera.

Disponer la mantequilla troceada en cubitos en un recipiente profundo y batir con el azúcar usando varillas eléctricas, hasta que se forme una mezcla esponjosa. Agregar los huevos de uno en uno, batiendo después de cada adición.

Incorporar la leche, la avellana molida y la vainilla, y batir hasta incorporar. Añadir finalmente la harina tamizada con la levadura y la sal y batir lo justo hasta que no haya grumos secos, a velocidad baja. Terminar de remover con una espátula y verter en el molde.

Bizcocho de Avellana y Chocolate. Pasos

Hornear durante unos 40-45 minutos, comprobando que está cocido pinchando en el centro con una brocheta. Sacar, esperar unos cinco minutos y desmoldar para dejar enfriando completamente sobre una rejilla.

Picar el chocolate y derretirlo al baño maría, o en el microondas a intervalos cortos y removiendo poco a poco. Glasear el bizcocho solo cuando se haya enfriado, y dejar secar antes de servir si se quiere crujiente. Añadir unas avellanas tostadas peladas si se desea, cuando el chocolate siga húmedo.

20 votos

Con qué acompañar el bizcocho de avellana y chocolate negro

La miga tierna y el glaseado crujiente de chocolate intenso hacen que este bizcocho de avellana no necesite más acompañamiento que un vaso de leche o de bebida vegetal sin endulzar, fría o caliente, aunque los más cafeteros sin duda disfrutarán también del maridaje con su bebida favorita. Para convertirlo en un postre con todas las de la ley, nada como coronar el plato con una bola de helado de vainilla o una buena porción de nata montada casera. Si queremos un toque más fresco y ligero, los frutos rojos nunca fallan, y aportarán un punto de acidez muy agradable.

En Directo al Paladar | Bizcocho de chocolate fácil: la receta para conquistar a auténticos chocolateros
En Directo al Paladar | Bizcocho fácil de calabacín: receta para una merienda muy tierna con el sabor casero de siempre

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio