Sigue a Directo al Paladar

Galletas de la paz mundial

Hace tiempo que llevo viendo por la red unas galletas de chocolate de nombre curioso, las World Peace cookies, o galletas de la paz mundial. Por fin encontré el momento de hacerlas, y mucho me temo que se van a convertir en habituales de mi cocina. Si os gusta el chocolate, estas son las galletas perfectas, pero si no es así, probadlas igualmente, puede que cambiéis de parecer.

La receta, obra del célebre Pierre Hermé, fue plasmada por Dorie Greenspan en uno de sus libros sobre París como galletas Korova. Sin embargo, decidió rebautizarlas después de que un conocido afirmara que, si todo el mundo pudiera disfrutar de una ración de ellas al día, se conseguiría la paz en el mundo. Para conseguir que sean realmente un éxito, buscad una buena mantequilla y chocolate de calidad.

Ingredientes para unas 35-40 unidades

  • 150 gr de mantequilla sin sal en pomada, 120 gr de azúcar moreno, 50 gr de azúcar blanco, 1/2 cucharadita de sal gruesa o 1/4 cucharadita de sal fina, 1 cucharadita de esencia de vainilla, 175 gr de harina de trigo, 30 gr de cacao puro en polvo, 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico, 150 gr de chips de chocolate negro.

Cómo hacer galletas de la paz mundial

Batir con batidora de varillas la mantequilla hasta que esté bien cremosa. Añadir el azúcar moreno, el azúcar blanco, la sal y la vainilla, y batir a velocidad media media durante un par de minutos, hasta que quede una mezcla suave y homogénea.

Tamizar en un cuenco la harina con el cacao y el bicarbonato. Añadir a la masa y batir a velocidad baja durante unos segundos, para conseguir que se incorpore. Terminar de mezclar a mano con una espátula o cuchara. Incorporar los chips de chocolate y mezclar con suavidad.

Dividir la masa en dos partes. Formar un par de cilindros de unos 3 o 4 cm de diámetro y envolverlos en film. Dejar enfriar en la nevera como mínimo tres horas, o guardar en el congelador hasta dos meses.

Precalentar el horno a 160º y preparar un par de bandejas con papel sulfurizado.
Desenvolver uno de los cilindros cada vez, y sobre una tabla cortar las galletas usando un cuchillo afilado, con un grosor de entre 1 cm y 1,5 cm. Si se craquelan, volver a apretar la masa con las manos.

Repartir sobre las bandejas, dejando un poco de separación entre ellas. Hornear durante unos 12-14 minutos, deben estar firmes pero todavía ligeramente blandas. Dejarlas enfriar fuera del horno sobre su bandeja.

Galletas de la paz mundial. Pasos

Tiempo de elaboración | 1 hora, más el enfriado
Dificultad | Fácil

Degustación

Conviene sacar las galletas de la paz mundial pronto del horno para evitar que se doren demasiado, por eso se cocinan a una temperatura no demasiado alta. La clave está en conseguir un exterior crujiente que esconda un interior tierno de sabor intenso, casi como un brownie. Perfectas junto a un buen vaso de leche.

En Directo al Paladar | Galletas “huella del pulgar” con mermelada para picar dulce. Receta
En Directo al Paladar | Galletas con chocolate negro y blanco. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios