Pastel de pera y queso ricotta. Receta

Síguenos

Tarta de pera y queso ricotta

Cuando hace solo dos días os presentaba a las peras Nashi nada les hacía suponer que esas frutas tan acomodadas en aquella cestita acabarían en una delicioso pastel de pera y queso ricotta que os recomiendo preparéis. Y es que a las tartas con queso les va la fruta, está claro, y buen ejemplo de ello es esta que hoy os muestro.

Es un poquito más laboriosa que las de queso cuajadas en frío pero su sabor a pastel de queso clásico, con la frescura de la pera y su base un poco blandita de galleta, hace que se os olvide el rato que os ha llevado el hacerla y que compense con su sabor delicado y cremoso.

Ingredientes para un molde desmontable de veinticuatro centímetros de diámetro

  • Para la base: 120 g de galletas maría, 100 g de mantequilla, 15 g de mantequilla para engrasar el molde.
  • Para el relleno: 400 g de ricota, zumo de 1 limón, 200 g de azúcar, 4 huevos L
  • Para las peras en almíbar: 3 peras, 200 g de azúcar, 1 estrella de anís, 1 rama de canela, 75 ml de vino blanco

Cómo hacer pastel de pera y queso ricotta

Comenzaremos haciendo las peras en almíbar. Para ello pelamos y cortamos las peras en seis trozos a lo largo y las echamos en una olla con el vino blanco, el azúcar, el anís estrellado y la rama de canela. Lo dejamos cocer todo a fuego medio durante veinte minutos. Reservamos para que se vaya enfriando.

Por otra parte con un molinillo de cocina o un rodillo machacamos las galletas y les añadimos la mantequilla fundida unos minutos en el microondas. Hacemos unas migas y las vamos aplastando en la base de un molde desmontable engrasado. Reservamos en la nevera. Precalentamos el horno a 180 grados con calor arriba y abajo.

En un bol alto echamos el queso ricota, los huevos, el azúcar y el zumo de limón. Batimos con una batidora de mano hasta que veamos el queso incorporado y sin grumos.

Para montar la tarta, esparcimos las peras en almíbar en la base de galleta y le vertemos la crema de queso por encima. Horneamos durante cincuenta minutos o hasta que al pincharla con una brocheta esta salga limpia. Dejamos enfriar unas horas dentro del mismo molde hasta el momento de servirla.

Pastel de pera y queso ricotta

Tiempo de elaboración | 80 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

El pastel de pera y queso ricotta es ideal para ese día en el que tengamos que preparar postre para unas cuantas personas, pues aunque el tamaño no es muy grande, es una tarta que tiene muy buen reparto. Os va resultar delicioso el contraste entre la crema de queso y los trozos de fruta en su interior.

En Directo al Paladar | Pastel de coco merengado. Receta
En Directo al Paladar | Pastel de mascarpone y fresas. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios