Cocina canaria: Conejo en salmorejo. Receta

Sigue a

conejo salmorejo.jpg

Bueno, hoy nos toca continuar con otra de las recetas de mi tierra, el conejo en salmorejo, uno de esos platos con sabor fuerte, picón que tenemos por aquí, perfecto para acompañar con unas papas arrugadas y un buen vino del norte de Tenerife.

Además se trata de un plato muy fácil de preparar, la mayor dificultad radica en picar el conejo, pero perfectamente puedes pedir que te lo hagan en la carnicería, eso sí, necesitarás algo de tiempo para prepararlo y un último consejo, nada de comerlo de noche, sobre todo si tienes problemas con el picante.

Ingredientes: un conejo, del que se aprovecha todo, incluido la asadura, y la cabeza, una cabeza de ajo, aceite, pimentón, pimienta roja, laurel, orégano, romero, tomillo, aceite, vinagre, vino y sal gorda.

Preparación:

Si vas a picar tú el conejo asegúrate de hacerlo en trozos grandes, o al menos no muy pequeños, si no asegúrate de que tu carnicero habitual lo haga así.

Si te decides a hacerlo tú debes tener cuidado, al picarlo pueden desprenderse pequeños trozos de hueso, así qué revisa y limpia bien antes de empezar.

conejo en salmorejo.jpg

Una vez picado el conejo ponlo en un bol y añade un puñado de sal gorda, remueve bien, para que se distribuya bien por todos los trozos y reserva mientras en el vaso de la batidora o en un mortero (aunque lo primero es menos tradicional he de reconocer que queda mucho más sabroso) mueles la cabeza de ajo (pelados y picados), una pizca más de sal gorda, el pimentón y la pimienta junto con un poco de agua y aceite.

Cuando la mezcla ya sea estable añade otro chorro (esta vez más generoso de aceite) y un poco de vinagre, y vuelve a batir. Luego, deja caer esta mezcla sobre el bol en el que tienes el conejo y deja que todo se impregne bien.

Mientras se impregna vamos a mezclar las especias con una copa de vino, lo habitual es usar vino blanco, yo prefiero el tinto, he de reconocerlo. Con un vasito del que elijas mezcla un par de hojas de laurel, el comino, orégano y tomillo y vierte la mezcla también en el bol. Tápalo con un paño de tela y déjalo reposar unas horas en la nevera.

Después, en una sartén con abundante aceite, y muy caliente, fríe los trozos poco a poco (un consejo, no pongas muchos de la misma vez), dejando la asadura a un lado para hacerla en solitario, ya que se hace mucho antes. Los trozos que vayas friendo los vas colocando dentro de un caldero chato, en el que al terminar debes poner el aceite que has utilizado para freir. En ese momento dale un hervor de unos minutos, y ya estará todo ligado y en su punto.

En Directo al Paladar | Cocina típica canaria: Carne Cabra compuesta
En Directo al Paladar | Papas arrugadas con mojo picón

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario