Ensalada de albahaca y tomate

Sigue a Directo al Paladar

albahaca

Con el calor, hay platos que apetecen más que otros. Si además podemos usar ingredientes de temporada, el resultado será todavía mejor.

Durante estos días es posible encontrar buena albahaca, y muy buenos tomates. El resultado de mezclarlos es excelente y da como resultado una ensalada que nos recupera totalmente del calor.

La albahaca es mejor tenerla en una maceta, ya que los aceites esenciales que contiene, y que son responsables de su especial aroma, se volatilizan en cuanto la cortamos. Una maceta en una ventana donde le dé el sol, va a durarnos bastante tiempo, y, además tiene otra ventaja; esta planta ahuyenta los molestos mosquitos veraniegos.

Para preparar una buena ensalada de tomate con albahaca necesitamos lo siguente:

Ingredientes

Tomates (mejor si son “de pera”)
Albahaca muy fresca
Queso mozzarella o fresco (opcional)
Buen vinagre
Buen aceite de oliva
Sal marina un poco gruesa.

Procedimiento

Simple y rápido, lavar y cortar los tomates en gajos, picar la albahaca muy fina, mezclarlo en un vol con la sal, el aceite y el vinagre y dejarlo reposar 5 minutos.

Dejándolo reposar, lo que conseguimos es que el tomate pierda agua, y que se acumule junto al vinagre y el aceite en el fondo del vol. Cuando terminemos la ensalada, el líquido sobrante es igual o más bueno que la propia ensalada, y además refresca tanto como un gazpacho.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios