Buñuelos de calabaza. Receta tradicional

Sigue a Directo al Paladar

Buñuelos de calabaza. Receta

Hace un par de semanas, mi marido y unos amigotes decidieron irse a Camporrélls, un pequeño municipio de Huesca, para hacer senderismo y recorrer una preciosa ruta. Una caminata suave, le dijeron al ingenuo de mi marido, que llego a casa medio muerto de cansancio. Aunque la verdad es que el pobre tuvo mucha suerte, ya que en el pueblo vivía Doña Pilar Fort, la madre de uno de sus amigotes, y que cuando pasaron a saludarla, ella amablemente les ofreció a todos para merendar una gran bandeja de buñuelos de calabaza.

Claro que la suerte también la tuve yo, cuando Pilar me hizo llegar la receta de los exquisitos buñuelos, que tantísimo le habían gustado a todos, y he tenido la oportunidad de poderlos cocinar, fotografiar y compartir aquí. Por supuesto no han quedado igual que los de Pilar, ella es una maestra, pero oye, una hace lo que puede y los próximos, porque habrá unos próximos, me quedarán mejor.

Ingredientes

125 gramos de harina, 300 gramos de calabaza, 1/2 cucharadita de levadura química, 2 huevos, 25 gramos de azúcar, la ralladura de la piel de una naranja, una pizca de sal y azúcar para rebozar.

Cómo hacer buñuelos de calabaza

Pelamos la calabaza, le quitamos las semillas, la troceamos y la ponemos a hervir en agua.

Separamos las yemas de las claras del huevo. Montamos las claras a punto de nieve y las reservamos.

Dejamos que la calabaza hierva hasta que estén muy tierna, entonces las sacamos el agua, la escurrimos y la trituramos en la jarra de la batidora, nos quedara con la misma consistencia de la crema espesa. Reservaremos el agua de cocción de la calabaza, ya que nos hará falta un poco para la preparación de la masa.

En un bol, ponemos la harina tamizada, hacemos forma de volcán y en el centro echamos la levadura, el azúcar, la sal, la ralladura de naranja y las dos yemas de huevo. Empezamos a trabajar la mezcla para conseguir una ase homogénea, le vamos añadiendo un poquito del agua de la cocción para ayudar en el proceso, de 10 o 15 cucharadas aproximadamente.

A continuación añadimos el puré de calabaza y mezclamos para conseguir una masa uniforme, para hacer una masa fina y sin ningún tropezón o grumo ponemos ayudarnos con el brazo triturador.

Buñuelos de calabaza

Ahora con unas varillas o espátula, y trabajando muy suavemente, vamos incorporando las claras a punto de nieve a la masa.

Ponemos una buena cantidad de aceite en una sartén y lo llevamos ebullición, cuando esté caliente vamos poniendo cucharadas de masa, y freímos hasta que nos queden doraditos por todos lados. Colocamos sobre papel absorbente primero y después los rebozamos en azúcar.

Tiempo de elaboración | 45 minutos
Dificultad | Baja

Degustación

Se supone que estos buñuelos de calabaza se deben comer cuando estén fríos, pero vamos que solo se supone, ya qué es sumamente difícil conseguir que no desaparezcan según van siendo colocados en el plato del azúcar, así que hará falta que nos pertrechemos de un largo cucharon de madera para amenazar a los “buitres“ que vuelen alrededor de la cocina.

En Directo al Paladar | Receta de buñuelos de acelgas
En Directo al Paladar | Cómo hacer buñuelos de viento. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios