Sigue a Directo al Paladar

mousse-calabacin

Cómo me gustan las recetas tan polivalentes que sirven para entrantes, guarniciones o como plato principal de una cena. Tal es el caso de esta mousse de calabacín, una receta ligera y sencilla que estoy seguro de que os va a gustar.

En este caso, ha sido también una receta de aprovechamiento porque cuando hicimos las cintas de calabacín con mejillones y gambas nos habían sobrado las zonas interiores de dos calabacines y como en casa no se tira nada, las uní al resto de los ingredientes para preparar esta mousse.

Ingredientes para un molde de cake de 25 cm

  • 500 gr de calabacín, 300 gr de cebolla, 2-3 huevos según tamaño, 100 ml de leche evaporada, aceite de oliva, sal

Cómo hacer una mousse de calabacín

Comenzamos picando la cebolla en brunoise. Es conveniente que recordéis los trucos para picar cebolla sin llorar ya que vamos a cortar una buena cantidad. En cuanto la tengamos picada, la ponemos a pochar en una sartén amplia con un buen chorro de aceite de oliva.

Picamos el calabacín en tacos. En mi caso prefiero no pelarlo porque me gustan los puntos oscuros que aporta la piel pero lo dejo a vuestra elección. Yo usé dos calabacines hermosos y los centros de otros dos calabacines —la zona de las pepitas—, que habían sobrado de la receta del otro día.

Como el calabacín suele chupar mucho aceite, me gusta ponerlos en un plato hondo, echar por encima un chorrito de aceite y dejar que se hagan parcialmente en el microondas en dos series de dos minutos. Luego los incorporo a la sartén con la cebolla y dejo que todo se poche durante unos quince minutos hasta que el calabacín casi se deshaga y el conjunto empiece a tomar colores dorados.

Trituramos la verdura con la batidora, y añadimos los huevos y la leche evaporada, mezclando bien y dando otro golpe de batidora para que queden bien integrados los ingredientes. Rectificamos de sal y pasamos a un molde de cake donde lo cocinaremos durante unos 40 minutos al baño maría en el horno a 175º, hasta que podamos meter una brocheta y salga limpia.

mousse-calabacin-pasos

Tiempo de elaboración | Una hora
Dificultad | Media

Degustación

Esta mousse de calabacín se puede tomar tanto en frío como en caliente. A mí como más me gusta es en frío, decorada con un poco de mayonesa y unas hojas de rúcula, pero mi hijo la prefiere con salsa de tomate frito. Cuestión de gustos. En todo caso, no dejéis de probarla porque os va a gustar mucho su suave textura y su sabor intenso.

En Directo al Paladar | Lenguado a la meuniere con alcaparras. Receta
En Directo al Paladar | Cintas de calabacín con mejillones y gambas. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

22 comentarios