Compartir
Publicidad

Pan integral de espelta a las finas hierbas. Receta para el Día Mundial del Pan

Pan integral de espelta a las finas hierbas. Receta para el Día Mundial del Pan
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como apasionada del pan que soy, no podía dejar de faltar a la cita panarra por excelencia que llena las redes de recetas de panadería de todo tipo. El Día Mundial del Pan fue el empujoncito que necesitaba cuando hace años me lancé a hornear mi propio pan, uno de mis pequeños grandes placeres. Espero que con este pan integral de espelta a las finas hierbas también consiga animar a alguien a experimentar con sus propias masas en casa.

He adaptado la receta de un pequeño libro de panadería que conseguí en Suiza hace tiempo. Me gusta porque es un pan relativamente sencillo, sin masa madre ni fermentos largos, y se trabaja bien. Se hornea en un molde rectangular -algo más ancho de los típicos de plumcake- pero se puede hacer directamente en la bandeja del horno, dándole la forma que más nos apetezca. El toque de las finas hierbas, que yo he usado secas y bien molidas, añade un matiz de aromas delicioso en la miga.

Ingredientes para 1 pan

  • 100 ml de agua templada, 1 cucharadita (5 ml) de miel, 15 g de levadura fresca de panadería, 200 g de harina integral de espelta, 200 g de harina blanca de espelta, 1 cucharada de mezcla de hierbas aromáticas (romero, tomillo, salvia, estragón, cebollino, mejorana...), 25 g de aceite de oliva virgen extra, 1 cucharadita de sal, 100 ml más de agua, 60 ml de leche, semillas de amapola (opcional).

Cómo hacer pan integral de espelta a las finas hierbas

Calentar un poco los primeros 100 ml de agua hasta que esté tibia y mezclar con la miel. Desmenuzar la levadura fresca encima y remover. Tapar y esperar unos 15-30 minutos, hasta que empiece a burbujear. Mientras tanto mezclar el resto de agua con la leche y calentar también un poco.

Colocar las harinas en un recipiente mediano, añadir la sal, las hierbas y el aceite, y mezclar un poco. Formar un hueco en el centro y echar la masa de arranque, el resto de agua y la leche, y mezclar. Tapar y esperar 15 minutos antes de empezar a amasar.

Trabajar al menos durante 10 minutos la masa, si se hace a mano, hasta tener una textura homogénea, suave y elástica, algo húmeda pero no muy pegajosa. No es recomendable añadir más harina, si se pega mucho es mejor dejarla reposar otro rato y trabajar con la superficie y las manos ligeramente engrasadas.

Formar una bola y colocar en un recipiente engrasado con aceite, tapar y dejar levar hasta que doble su tamaño, alrededor de 90-120 minutos. Precalentar el horno a 220ºCy preparar un molde rectangular, o una bandeja, engrasándola ligeramente.

Aplastar la masa, reamasar un poco y dar forma de barra, ejerciend presión en la parte de abajo con las manos para crear tensión superficial por arriba. Colocar en el molde, pintar la superficie con agua o leche y espolvorear unas semillas de amapola, si se desea, presionando muy suavemente. Tapar y dejar reposar unos 15 minutos.

Hornear durante 50 minutos, bajando la temperatura a 180ºC pasados los 10 primeros minutos. Con unas manoplas, sacar el pan del molde, colocar sobre una rejilla dentro del horno y horear 10 minutos más. Dejar enfriar sobre una rejilla.

Pan integral de espelta a las finas hierbas. Receta para el Día Mundial del Pan. Pasos

Tiempo de elaboración | 2 horas Dificultad | Media

Desgustación

La miga tierna aromática y la corteza crujiente hacen que este pan integral de espelta sea perfecto para acompañar lo que nos apetezca en cualquier momento. Una rebanada con la comida, unas tostadas dulces con el desayuno, un sándwich salado con queso o vegetal... es de esos panes de batalla que se adaptan a lo que sea. Está muy rico tanto al natural como tostado.

En Directo al Paladar | Pan de centeno fácil. Receta de panadería
En Directo al Paladar | Receta de pan de molde con buttermilk o suero de leche

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos