Una guarnición idónea para acompañar los asados. Receta

Sigue a

Guarnición para asados

Seguro que muchos de vosotros estaréis como yo, deseando que venga el frío para preparar asados de carne y de pescado en el horno. A mí me ocurre a veces, cuando hago uno de estos platos, que no sé con qué acompañarlo y estoy un poco cansado de servirlo con patatas fritas, arroz blanco o similares. Por eso creo que esta guarnición idónea para acompañar los asados que a mí me ha venido muy bien, os puede ser muy útil.

Además, como todo lo que vamos a usar son hortalizas, es una guarnición económica y como se cocina en el horno, podéis prepararla de forma simultánea al plato que estéis asando, ahorrando así también en la factura eléctrica. Sólo tiene un problema, está tan rica que muchas veces los comensales prefieren la guarnición al plato principal.

Ingredientes para 4 personas

  • 2 patatas grandes o 4 pequeñas, 4 zanahorias, 1 cebolla, aceite de oliva virgen extra, unas ramitas de tomillo, medio vaso de agua, sal y opcionalmente un chorreón de brandy o de vino de Jerez

Cómo hacer una guarnición idónea para todos los asados

Comenzamos pelando las patatas y las zanahorias. Mientras precalentamos el horno a 190º con calor arriba y abajo, cortamos la cebolla en cuartos, las zanahorias por la mitad de forma longitudinal y las patatas en trozos o cachelos de tamaño mediano, chascando al cortar.

Al cortarlas de esta forma, los tiempos de asado de todas las hortalizas que usamos son similares, en torno a unos 45 minutos para estar bien hechas, doradas y crujientes en su exterior y bien tiernas por dentro.

guarnición paso a paso

Una vez cortadas las disponemos en una fuente de horno, las sazonamos con un poco de sal y añadimos por encima un buen chorro de aceite de oliva virgen extra para que ayude a dorar. Colocamos por encima unas ramitas de tomillo y por un hueco, añadimos el medio vaso de agua para que al principio las patatas y zanahorias se cuezan y estén más tiernas.

Si queréis poder añadir un chorreón de Jerez o de Brandy o coñac, que aportará aroma. Tras unos 20 minutos, el agua se habrá evaporado prácticamente y podemos abrir el horno, dar la vuelta a las distintas piezas y ver cómo van, para calcular el tiempo total. Ya sabéis que cada horno es un mundo pero prácticamente con 45 minutos nuestra guarnición estará lista para disfrutar.

Tiempo de elaboración | 1 hora
Dificultad | Muy fácil

Degustación

Esta guarnición es idónea para acompañar los asados, tanto para recetas de carne, pollo o pescado. Por otra parte, está tan rica que en casa muchas veces la hemos preparado como receta vegetariana, sin necesidad de más añadidos. Creo que lo mejor es que probéis a hacerla y decidáis con qué os combina mejor.

En Directo al Paladar | Receta de confit de pato con patatas fritas en su grasa y peras caramelizadas
En Directo al Paladar | Receta de pollo asado con miel y mostaza

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios