Bar del puerto, ese clásico en el Puertochico de Santander

Síguenos

Bar del puerto

Gracias al blog trip Lexus pure weekend, tuve la oportunidad de conocer en Santander el restaurante Bar del puerto. Está situado en la zona de Puertochico y funciona desde hace más de medio siglo. Se ubica en lo que era una Bodega-Taberna de bajo techo y pobre luz que servía tambien, como lugar de reunión de pescadores cuando el mal tiempo impedía faenar.

Se transformó en marisquería y freiduría de pescado con sus vinos y cervezas, siendo concurrido por las mismas gentes del mar y ahora del pueblo también. Hoy se trata de unos de los restaurantes clásicos de la ciudad.

Ofrece una cocina clásica, marinera, tradicional y cántabra donde los productos del mar son su especialidad. Con excelentes materias primas en carnes, pescados y mariscos y con una minuciosa y esmerada elaboración. En su carta podemos encontrar platos como: salpicón de langosta o bogavante, bonito embotado con cebolleta, albóndigas San Martín, rabo estofado, huevas de merluza a la vinagreta, marmita de pescado, barbadas al pil pil y chuletón de buey.

La decoración del local es clásica, mucha madera y sin demasiado artificio. Cabe destacar que en el salón hay una curiosa colección de quillas de barco en madera con el nombre de todos los barcos que han participado en la copa América. El ambiente en sí es muy acogedor. El servicio muy correcto y entrado en años, vestidos de semi etiqueta lo que le da un cierto postín, aunque con cierto sabor a rancio.

Las vistas de la dársena que se ven por las ventanas panorámicas desde el salón son fabulosas. Fue en el pasado el “El Muelle de Pescadores” de Santander. En los años cincuenta, por razones de estética, el Gobierno trasladó esta industria a otro lugar.

bar del puerto

A nosotros nos sirvieron un menú degustación en el que se incluían varios platos. Como entrantes, un bonito del norte embotado con cebolla caramelizada que resultó exquisito. Eso sí, Me gustó mucho más el bonito que la cebolla. Después, unas gambas en gabardina, fresquitas, de las de toda la vida y muy buenas.

Continuamos con unas almejas a la marinera en salsa roja, al parecer especialidad de la casa, también estupendas. Después, le tocó el turno al plato más comentado, un machote en salsa, otra especialidad. Para los que nos sois del norte, decir que el machote es el pargo y que en el mediterráneo se le llama pez de roca. Podéis imaginar que el anuncio del plato supuso unas buenas risas para la mesa.

bar del puerto

Y para acabar, un postre típicamente cántabro, la leche frita. Os voy a confesar algo: no me gusta la leche frita, pero todo hay que probarlo ¿no? Pues ¡Me encantó! Creo que con eso lo digo todo. Estaba simplemente, perfecta.

leche frita

En conclusión, el Bar del puerto es un lugar que merece la pena visitar cuando vayas a Santander, siempre y cuando no esperes encontrar cocina de autor ni cocina novedosa, sino sabores de toda la vida. Muy recomendable.

Bar del puerto

Hernán Cortés, 63 39000 Puertochico – Santander (Cantabria)
Tel. 942 213 001 – 215 655 Fax 942 219 393
precio medio por comensal 50-70 euros

Más información | Bar del puerto
En Directo al Paladar | Annua. Restaurante
En Directo al Paladar | Restaurante Sixtina. Santander

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario