Operación loncha: la Guardia Civil investiga a varias empresas por vender a los supermercados DIA productos ibéricos que no lo eran

Operación loncha: la Guardia Civil investiga a varias empresas por vender a los supermercados DIA productos ibéricos que no lo eran
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

La Guardia Civil, en dos actuaciones desarrolladas en Madrid y Salamanca, ha investigado a siete empresas dedicadas al sector alimentario por la venta fraudulenta de productos cárnicos.

Las compañías etiquetaban y utilizaban trazabilidad falsa de productos cárnicos para simular que eran ibéricos; y en otros llegaban a utilizar ilegalmente la imagen de la Denominación de Origen Protegida (D.O.P) Guijuelo para vender los productos ibéricos.

La operación bautizada como Slice (“loncha” en inglés) se ha saldado, de momento, con la detención de seis personas y la investigación de otras dos, pertenecientes a siete empresas alimentarias situadas en las provincias de Madrid, Córdoba, Toledo y Badajoz. Se les imputan los delitos contra la salud pública, estafa, falsificación, contra la propiedad industrial y hurto relativo al mercado y a los consumidores.   La Benemérita ha incautado un total de 63.123 envases de productos loncheados, que en el mercado hubieran alcanzado un valor de 967.000 euros y hubieran ocasionado un riesgo para la salud pública, al ser considerados no aptos para el consumo.

Según explica el cuerpo armado en un comunicado, la investigación se inició el pasado año cuando se detectó una documentación sospechosa relativa a unos lotes de envases de loncheados de lomo, paleta y jamón que habían sido preparados para la comercialización como productos de cebo ibérico e ibérico en una nave de Córdoba, y desde donde se enviaban a una importante cadena de supermercados –que El Economista ha identificado como DIA– para su venta a nivel nacional, la cual desconocía la falsedad de los productos.

Posteriormente, en un centro logístico de Getafe de la cadena, se han inmovilizado 5.768 envases de productos supuestamente ibéricos dispuestos para ser vendidos. Los agentes descubrieron que en otros centros logísticos de la misma cadena, situados en las provincias de Córdoba, Toledo, Barcelona, Sevilla, Málaga, Alicante, Almería, Cádiz, Zaragoza y Valladolid, tenían almacenados miles de envases con ibéricos que también presentaban las mismas irregularidades relacionadas con la utilización de registros sanitarios mercantiles de terceras empresas sin su consentimiento, así como falsificación y manipulación en su trazabilidad y etiquetado.

En estos centros, con el fin de que estos falsos productos ibéricos no fueran introducidos en el mercado alimentario, se inmovilizaron un total de 56.100 envases más de productos loncheados. Como informa El Economista, DIA ha colaborado estrechamente con la Guardia Civil para esclarecer un fraude del que era el primer afectado.

 

Fraude en Guijuelo

En otra actuación, los agentes del SEPRONA de la Comandancia de la Guardia Civil de Salamanca han intervenido a una empresa dedicada a la venta de productos curados provenientes del cerdo, la cual poseía dos tiendas físicas en la provincia de Jaén y una página web de venta directa al público, que podría estar vendiendo jamones de forma fraudulenta.

Presuntamente, la empresa utilizaba de forma ilícita marcas comerciales, especialmente pertenecientes a la Denominación de Origen Protegida Guijuelo e incumpliendo la norma de calidad del ibérico, con el consiguiente perjuicio para los compradores y el riesgo para la salud pública.

Operacion Loncha1

  Se ha investigado a los responsables de la empresa, un hombre y una mujer residentes en La Carolina (Jaén) con diversos antecedentes policiales, como supuestos autores de los delitos de estafa, contra la propiedad industrial y contra los consumidores.   La investigación llevada a cabo  permitió descubrir como la citada empresa comercializaba jamones como “100% bellota” y con origen en la D.O.P Guijuelo, anunciados por un precio ostensiblemente inferior a aquellos comercializados legalmente bajo dicha denominación, con el fin de obtener grandes beneficios económicos.

Se han intervenido más de un millar de vitolas y etiquetas con los logotipos falsificados de la D.O.P Guijuelo y de varias empresas salmantinas, así como siete jamones y lomos ya etiquetados falsamente y dispuestos para su envío. Por parte del veterinario se inmovilizaron numerosos jamones y lomos al no poder demostrarse su trazabilidad, ni poder garantizar su aptitud para el consumo.

En Directo al Paladar | La covid-19 arrastra en la caída hostelera al jamón ibérico
En Directo al Paladar | Dónde comprar un jamón ibérico en Internet bueno y barato: todo lo que debes saber

Temas
Inicio