Probamos Dija, Getir y Gorillas, los nuevos supermercados fantasma que compiten por llevar tu compra a casa en solo 10 minutos

Probamos Dija, Getir y Gorillas, los nuevos supermercados fantasma que compiten por llevar tu compra a casa en solo 10 minutos
4 comentarios

Se trata de un servicio tan novedoso que ni siquiera tiene un nombre claro. Podemos llamarlos supermercados fantasma, pues al igual que las polémicas dark kitchen operan en almacenes diseminados por las ciudades que no siempre se ven a pie de calle; pero también supermercados online ultrarrápidos, pues ya existen almacenes para las compras online realizadas en los operadores convencionales, pero que no entregan los pedidos con minutos de margen.

Lo que tienen en común empresas como Dija, Getir y Gorillas es que prometen entregar tu compra en solo 10 minutos, a través de aplicaciones móviles.

Todas son empresas extranjeras que han desembarcado en España en cuestión de meses –a la que habría que sumar Glovo, que poco a poco está ofreciendo un servicio similar como parte de su oferta– y ya están revolucionando la forma en que hacemos la compra e, incluso, el paisaje urbano.

Y tu pedido no es lo único que va rápido. Es este un mercado emergente, en el que las compañías no tienen más de un par de años, y donde está habiendo una carrera nunca vista de rondas de financiación, fusiones y adquisiciones por ver quién se hace con el grueso de la clientela.

Que se lo digan a Hunab Moreno, director general para España de Getir, que empezó a operar en Barcelona en marzo con su propia compañía, de nombre Blok, solo para ser absorbido por la empresa turca cuatro meses después.

“Yo vengo de dos sectores que pensé que iban rapidísimo, el del envío de comida a domicilio y la micromovilidad sostenible, y lo de este sector es trepidante, están pasando muchas cosas y muy rápido”, ha explicado en declaraciones a EfeAgro.

Dejando a un margen Glovo, una compañía más veterana y con un modelo de negocio ligeramente distinto, hemos hecho sendos pedidos a Gorillas, Getir y Dija, para valorar las fortalezas y debilidades de cada empresa. Así ha sido nuestra experiencia.

Gorillas

Gorillas

Gorillas es el supermercado fantasma que opera ya en más ciudades de España. En concreto, Alicante, Barcelona, Madrid, Málaga, Palma de Mallorca, Marbella y Valencia.

Fundada en Berlín, en 2020, tiene ya una valoración estimada de 1.000 millones de euros. Según Business Insider, es la startup alemana ha alcanzado el estatus de “unicornio” más rápido desde que se miran estas cosas, en solo nueve meses.

Aplicación

La aplicación de Gorillas es rápida e intuitiva, aunque sorprende que aún no se ha traducido todo el texto al español: los menús superiores aparecen en inglés, al menos en la versión de Android. El registro es el más rápido, pues están muy bien integradas las conexiones vía Facebook o Google.

Uno de los aspectos positivos de la app es que es la que ofrece una mayor informacion del precio de los productos a simple vista, indicando siempre el peso por kilogramo, lo que es de agradecer.

Gorillas es también la aplicación que tiene más facilidades de pago. Además de poder pagar con tarjeta y Google y Apple Play se puede abonar con Paypal.

Gorillas App

Surtido

El surtido de Gorillas es, en precios y variedad, similar al de sus competidores: completo en bebidas y snacks, justito en productos de despensa y gran consumo, y exiguo en frescos.

Una característica interesante del surtido, que no comparten de la misma forma Dija y Getir, es la sección de productos locales. En Madrid encontramos cervezas artesanales de La Cibeles, La Quince y Península, vinos de Cuvée 3000, lácteos de La Colmenareña o café en grano de Hola Coffee.

Gorillas

Servicio

Gorillas es la única aplicación que no tiene pedido mínimo. Solo se aplica una tarifa de 1,80 euros de gastos de envío. Como todas estas empresas promete llegar en 10 minutos y casi se cumple este tiempo: suena el telefonillo exactamente 11 minutos con 48 segundos después de hacer el pedido.

Dado que no había pedido mínimo, hemos comprado solo una lata de sardinas, un bote de orégano y salsa de soja. Todo llega en perfecto estado, en una bolsa de papel con el logo de la compañía y una tarjeta en la que se agradece el pedido.

Dija

Dija

La startup británica, fundada a finales de 2020 por dos exdirigentes de Deliveroo, fue el primer supermercado ultrarrápido en aterrizar en España. Comenzó a operar la pasada primavera, con seis centros iniciales de distribución para prestar servicio a un 90% del área metropolitana de la capital. De momento no opera en más ciudades.

Aplicación

La aplicación de Dija es la que más me gusta de las tres analizadas. Es rápida, intuitiva y, en resumidas cuentas, está muy bien diseñada.

El funcionamiento es similar al de sus competidores: hay que registrarse, meter una dirección, la tarjeta y se puede hacer el pedido en cuestión de minutos. También aceptan Apple o Google Pay, no Paypal.

Dija App

Surtido

El surtido de Dija es el más abultado de las tres empresas analizadas. Aunque los productos son similares, hay bastane más género en la sección de frutas y verduras, que se vende al peso, carne (pollo de Coren y ternera de La Finca) y productos de despensa. El de bebidas es muy similar, aunque tiene menos cervezas y no demasiados vinos.

Dija

Servicio

Aunque técnicamente Dija no cuenta con un pedido mínimo, en compras menores a 10€ se cobra un suplemento de 2€, a sumar a los 1,79 € de gastos de envío.

La promesa de esta empresa es que todos sus pedidos llegan en 10 minutos. La aplicación no muestra una hora de llegada antes de realizar el pedido, pero tras pagarlo nos llega un sms que asegura que el pedido llegará en 8 minutos. No es así, pero casi: el repartidor tarda exactamente 12 minutos en llamar al telefonillo.

El pedido llega en una bolsa de papel, en perfectas condiciones, y, en otro paquete, se entrega una bolsa de Fritos que, entendemos, es un obsequio.

Getir

Getir

El último de los tres supermercados ultrarrápidos en llegar en España, que opera desde esta misma semana en Madrid y Barcelona, es en realidad la compañía más veterana. Fundada en Turquía en 2015, esta startup está valorada ya en 7.500 millones de dólares.

Debido a su reciente aterrizaje, los gastos de envíos son por el momento gratuitos (más tarde habrá que abonar 1,78 euros), aunque solo se pueden hacer pedidos a partir de 10 euros.

Aplicación

La aplicación de Getir es similar a la de sus competidores, aunque hemos encontrado un bug a la hora de insertar el piso de la vivienda (que suponemos se debe a que acaba de lanzarse). Como en el resto de supermercados, tenemos que registrarnos, introducir nuestra dirección y tarjeta de crédito y podemos completar el pedido en cuestión de minutos.

Getir App

Surtido

El surtido, por el momento, es el menor de las tres aplicaciones, pero el precio es muy similar. Sorprenden algunas ausencias de productos básicos, como leche, de la que solo tiene variedades sin lactosa. El surtido de frutas y verduras es muy escaso y solo se venden por unidades, no por peso. Tampoco tiene, de momento, carne fresca.

Entre sus fortalezas encontramos un surtido muy amplio de alcoholes, con una mayor variedad de cervezas que la de sus competidores (no tanto de vinos, aunque tienen alguna cosa interesante). En el menú aparece una sección de productos locales, pero no tiene nada que ver con la de Gorillas, que responde mucho mejor a lo que se espera de ella. Aquí encontramos, por ejemplo, cerveza Victoria, que es de Málaga; o conservas Espinaler, que son catalanas. Es un concepto de lo local bastante amplio.

Getir Pedido

Servicio

Una característica positiva de Getir es que calcula un tiempo estimado en el que se va a entregar el pedido, que se ha cumplido con creces. Apuntaba 11 minutos y ha tardado en llegar 10 minutos y 22 segundos. Los productos se entregan en una bolsa de papel y están en perfecto estado. Las bebidas, además, han llegado muy frías.

Conclusiones

Una vez probados los tres nuevos supermercados podemos constatar que estamos ante servicios muy similares, tanto en surtido –las tres tienen prácticamente los mismos proveedores– como en precios y tiempos.

La promesa de entregar la compra en 10 minutos es real. Solo ha habido diferencias de minutos entre ellas y, realmente, llegan en torno a ese tiempo (al menos por la mañana de un día de diario).

Al final, la elección de uno u otro servicio reside en los detalles. Y, al fin y al cabo, siempre se puede elegir una y otra en función de lo que necesites un día concreto. Si tuvieramos que escoger uno de los servicios, eso sí, nos quedaríamos con Gorillas por dos razones: no tiene pedido mínimo –al fin y al cabo usas este servicio para una necesidad de urgencia, no para hacer la compra semanal– y tiene una sección de productos locales, a un precio correcto, que puede marcar la diferencia.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Cuestión aparte es la reflexión sobre el concepto en sí. Está claro que estas empresas no buscan reemplazar al supermercado a las tiendas de alimentación, si no cubrir su servicio en momentos en los que están no operan o en ocasiones de urgencia, en las que necesitamos algo de forma perentoria

Pero ¿realmente es necesario montar todo un entramado de almacenes y repartidores en las ciudades para poder ofrecer la compra en 10 minutos? ¿Merece la pena pagar más por unos productos que, en su mayoría, ofrecen ya las tiendas de conveniencia a precios similares solo por no salir de casa? Solo el tiempo y los consumidores lo dirán. Tampoco parece probable que compitan durante mucho tiempo tres empresas (cuatro si contamos a Glovo) haciendo lo mismo sin que, más pronto que tarde, haya absorciones.

En Directo al Paladar | La pandemia da el empujón definitivo al táper a domicilio: no para de crecer y amenaza al menú del día
En Directo al Paladar | Las cocinas fantasma más grandes de Madrid sufren un incendio antes siquiera de comenzar a operar

Temas
Inicio