La seta que aparece a patadas tras un incendio forestal (y cuesta una pasta)

La seta que aparece a patadas tras un incendio forestal (y cuesta una pasta)
1 Comentario

Cada nuevo verano España se enfrenta a la amenaza, cada vez más común, de los devastadores incendios forestales. Lo estamos viviendo en nuestro territorio estos días con los numerosos fuegos activos avivados por la extrema ola de calor, devastando en pocos días unas 30.000 hectáreas. Las imágenes son dramáticas y se extienden a otros países, no solo en Europa. Y uno de los graves problemas a los que nos enfrentamos, como explican en Xataka, es la mayor eficacia a la hora de sofocarlos.

Aunque las imágenes de los paisajes calcinados por las llamas son dramáticas, lo cierto es que el fuego solía "limpiar" los bosques de forma natural. Ahora la recuperación de los terrenos naturales no se produce de la misma manera, y cada vez tiene efectos más negativos en la fertilidad del suelo.

Colmenillas

Habrá que esperar para hacer balance final de los incendios de este verano, con muchos fuegos todavía activos y la amenaza siempre presente de que se produzcan nuevos, pues aún quedan muchas semanas de calor. Pero, una vez los terrenos vuelvan a respirar, un pequeño organismo surgirá del suelo calcinado como pequeño signo de esperanza por recuperar la naturaleza perdida.

Es el curioso caso de la colmenilla de fuego o colmenilla pirófila, una variedad de la preciada seta de primavera que tiene la capacidad de reproducirse y crecer con especial brío en suelos forestales que han sufrido incendios recientes la temporada anterior.

También conocida como Morchella eximia, esta especie del género de las colmenillas es una seta descrita por primera vez por Émile Boudier en 1910 asociada al fuego, pues que crece abundantemente en los bosques recientemente quemados, especialmente pinos, hayedos o encinas. Aunque las causas precisas no están claras, según los expertos, puede deberse a un incremento de ciertos micronutrientes en el suelo, particularmente minerales que proliferan en las cenizas, como magnesio o potasio.

Colmenilla

El fenómeno puede llegar a ser de tal magnitud que en ciertas zonas de Estados Unidos y Canadá son muchos los grupos de cazadores de setas que salen en su busca específicamente acudiendo a bosques quemados. "A veces, en las zonas quemadas, simplemente hay cientos", afirma Joe Spivack, de la Sociedad Micológica de Oregón; "Puedes llegar a ver al menos un centenar de colmenillas en una zona del tamaño de un capó de coche".

Ni en EEUU ni en España es una seta barata: el precio mayorista de la colmenilla puede ir de 40€ hasta los 150€ el kg.

Según el experto, este hongo superviviente además tiene un valor añadido a la ya de por sí valorada seta, pues contiene un suave toque ahumado que las hace más sabrosas y delicadas que las colmenillas comunes. El año pasado, los incendios asolaron casi 2,5 millones de hectáreas en el oeste del país, por lo que se espera que sea una temporada especialmente fructífera para los cazadores de setas.

Además de la posible explicación asociada a los micronutrientes de las cenizas, los investigadores apuntan a que los micelios que permanecen subterráneos se benefician de cómo las llamas destruyen otras especies competidoras, dejando vía libre para alimentarse de la materia orgánica y mineral, facilitando su fructificación. Y así, de las cenizas del suelo calcinado, emerge una de las setas más peculiares y valoradas en el mundo gastronómico.

Setas (Enciclopedia Universal)

Algunas ofertas interesantes

Imágenes | Glacier NPS - Lukas Large
En DAP | Colmenillas, la exquisita seta de primavera: características, variedades y cómo cocinar el hongo más codiciado por los chefs
En DAP | Solo dos de estas setas son comestibles: cómo distinguir sin dudas las especies culinarias entre una mayoría de hongos tóxicos

Temas
Inicio