Publicidad

Gastroguía de la A-2, la carretera del torrezno: dónde comer bien de Madrid a Barcelona sin desviarse ni arruinarse

Gastroguía de la A-2, la carretera del torrezno: dónde comer bien de Madrid a Barcelona sin desviarse ni arruinarse
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Continuamos nuestra serie de guías que tratan de ofrecer las mejores opciones para parar a comer en las principales autopistas de España. Hoy llega el turno de la A-2, la autopista del Nordeste que une Madrid y Barcelona, pasando por Zaragoza.

Esta transitada vía canaliza todo el tráfico de Europa procedente del este de los Pirineos y conecta a las dos principales ciudades del país. El puente aéreo y el el tren de alta velocidad han hecho que se reduzca el tránsito en coche entre Madrid y Barcelona, pero es imposible librarse de recorrerla en alguna ocasión, camino a Soria, Aragón, La Rioja o Cataluña. Y nada nos impide comer mal cuando sea necesario hacer un alto en el camino.

Si bautizamos a la A-1 como la carretera del asado, la A-2 bien puede ser la del torrezno, pues nuestra querida panceta está presente en algunas de sus mejores formas en buena parte del recorrido.

Recordamos que no se trata aquí de reseñar grandes restaurantes, sino lugares en los que comer bien sin pagar un precio desorbitado –algo que por desgracia no es lo habitual en la mayoría de áreas de servicio–, ni desviarse demasiado.

Solo hemos seguido dos reglas: los restaurantes deben estar situados a un desvío de no más de 15 km de la autopista (aunque en esta guía todos están más cerca) y no deben de estar situados en grandes ciudades, en las que haya que buscarse la vida para aparcar.

Comenzamos nuestro repaso a partir de Guadalajara y hasta pasado Lérida, haciendo el recorrido de Madrid a Barcelona, aunque a todos los bares y restaurantes se puede acceder si se va en dirección contraria.

De Guadalajara a Medinaceli

Km 103: Área 103

Area103

Clásica área de servicio situada a ambos lados de la autopista. Difícil pasarla por alto dado que está rodeada de decenas de banderas de España. Si no te molesta comer al lado de botellas de vino con la efigie de Franco hay que reconocer que sirven buenos huevos fritos con patatas y jamón y excelentes bocatas a la brasa, algo caros, pero muy buenos para ser un restaurante de carretera.

Más información.

Km 117: Casa Adrián

Casa Adrian

Casa Adrián es uno de los mejores restaurantes de área de servicio que podemos encontrar en la A-2. Tienen parrilla, lo que garantiza buenos bocadillos y carnes a la brasa, los torreznos están bien y tienen un menú del día de calidad por 14 euros. Poco más se puede pedir a un bar de área de servicio. El interior ha sido recientemente reformado.

Más información y reservas.

Km 145: Carlos Mary

Carlos Mary

Veterano restaurante situado en la parte baja de Medinaceli, muy transitado por viajantes y transportistas. Cuenta con varios menús económicos y más que decentes, en varios rangos de precios. También es perfecto para parar en barra a tomar sus ricas tapas de torreznos o escabeches y sus fantásticos bocadillos. Un clásico básico.

Más información y reservas.

De Medinaceli a Zaragoza

Km 186: Hotel Ciudad Arcóbriga

Arcobriga

En el restaurante de este hotel de carretera, se sirven unos estupendos torreznos, además de otros pinchos y bocatas con buena relación calidad-precio. El menú del día también aparece recomendado por nuestras fuentes, tiene un competitivo precio de 10,50 euros y se sirve también por las noches.

Más información y reservas.

Km 269: restaurante El Paradero

Elparadero Paniza

Bastan cinco kilómetros de desvío, a la altura de la Almunia de Doña Godina, para visitar el pequeño pueblo de Paniza, donde encontramos el restaurante El Paradero. Asegura uno de nuestros confidentes que más carretera ha chupado que es visita obligada. Tiene un buen menú del día a 13 euros, precio que se eleva a 25 en fin de semana. Destacan por los buenos guisos de carrillera o rabo de toro.

Más información y reservas.

Km 287: El Navarro

El Navarro

Este bar y restaurante de carretera tiene un menú decente por 11,5 euros y buenos pinchos y bocadillos (el mejor el de panceta). Pilla además casi a mitad de camino entre Madrid y Barcelona, por lo que es una buena opción si queremos dividir el viaje en dos.

Más información: 976 60 00 90

Km 314: Centro comercial Plaza Imperial

Plaza Imperial

Este centro comercial situado a la entrada de Zaragoza desde Madrid es famoso por tener un monorrail que conecta sus diversas zonas comerciales (que, dudamos, siga funcionando). Fruto del boom del ladrillo precrisis está siempre medio vacío, pero cuenta con unos multicines y, a su alrededor, todo tipo de franquicias de restauración: Burguer King, McDonald´s, Foster´s Hollywood... Y es que, no nos engañemos, a veces apetece una sencilla hamburguesa, económica, más eficaz que muchos bocadillos de área de servicio. Es también buena opción si se viaja con perro, pues tanto el centro comercial como los restaurantes admiten mascotas.

De Zaragoza a Igualada

Km 376: Restaurante La Perla

Laperla

En la salida 3 de la AP2, se accede a la pequeña localidad de Bujaraloz, donde hay varios restaurantes nacidos al albur de la antigua carretera N2. El mejor de ellos es La Perla, un restaurante familiar con buena comida casera y un menú del día de 11 euros. También hacen buenos bocadillos.

Este es la última parada recomendable antes de adentrarse en la autopista de peaje donde todas las áreas de servicio son igual de horribles y hasta llegar a Lérida. Son más de 100 kilómetros de secano gastronómico.

Más información y reservas: 976 17 31 80

Km 505 Ilerpesca

Ilerpesca

Restaurante de polígono especializado en marisco y pescado económico. La calidad es nivel batalla, pero resulta una buena opción para salir del típico bocata de lomo y queso de viaje de carretera. Cierto, "marisco" y "polígono en Lleida" no suena a combinación exitosa, pero uno de nuestros viajantes asegura que merece la pena para salir de tanta monotonía.

Más información y reservas: 973 20 28 04

Km 545 Bufet Bonarea

Buffet Jorba

Nuestro más reputado viajante habla maravillas de el bufet que la cadena catalana de supermercados Bonarea tiene a pie de la A-2, a la altura de Jorba. Se trata de un bufet repleto de todos los productos de la cadena, especialista en carnes de porcino, con planchas disponibles para cocinar lo que se quiera. Pero lo más loco es el precio. Cuesta cinco euros de lunes a viernes y seis los fines de semana. Los niños menores de cuatro años comen gratis. Más barato imposible.

Más información.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir