Compartir
Publicidad

Semillas de chía: ni son tan beneficiosas ni mucho menos son milagrosas

Semillas de chía: ni son tan beneficiosas ni mucho menos son milagrosas
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En la actualidad, las semillas son alimentos muy conocidos e, incluso, han saltado a la fama con mucha facilidad, pero hay una de ellas en particular que está siendo alabada quizá en demasía. Se trata de la semilla de chía, considerada hoy como un verdadero producto mágico cuando, en realidad, ni son tan beneficiosas ni mucho menos milagrosas.

Semillas de chía: beneficios sí, pero no milagros

La semilla de chía, como otras semillas que encontramos en el mercado, puede ofrecer valiosos nutrientes a nuestro organismo, que son responsables de sus beneficios. Sin embargo, esos beneficios están sobrevaloradas y se trata a este alimento como un producto milagroso que en realidad no es.

Si bien la semilla de chía constituye una buena fuente de fibra, proteínas vegetales y grasas buenas, así como también minerales y vitaminas que nuestro cuerpo necesita, este alimento no puede por sí sólo hacernos adelgazar como se ha mostrado en un estudio, ni incrementar el tamaño de nuestros músculos o reducir el colesterol de nuestro cuerpo.

Tampoco tiene el poder de erradicar el cáncer de nuestro organismo o de eliminar la grasa que acumulamos en el mismo, pues como hemos dicho, su ingesta tiene beneficios, pero no hace milagros.

Chia2

Los contra de la semilla de chía

Así como reconocemos que la chía, y otras semillas, poseen buenos nutrientes y su ingesta puede conllevar beneficios, también debemos ser críticos con cada alimento y descubrir no sólo sus pro, sino también sus contra.

Por eso es importante saber que, si bien la gran cantidad de fibra que la chía tiene puede tener beneficios, también puede perjudicarnos si la consumimos en exceso, pues puede provocar desde malestares gastrointestinales, como inflamación y distensión abdominal, hasta una reducción en la absorción del calcio, hierro y otros minerales que nuestro cuerpo necesita.

También debemos saber que, por ser una semilla pobre en agua, la chía concentra buenos nutrientes, pero también es concentrada en calorías, por lo que si consumimos 100 gramos de esta semilla estaremos sumando a la dieta aproximadamente 500 Kcal.

Otro factor a tener en cuenta es que la semilla de chía es una buena fuente de compuestos con función anticoagulante por naturaleza, por lo que se debe tener mucha precaución si se ingieren fármacos con igual efecto, pues se incrementaría el riesgo de sufrir sangrados o hemorrágias.

Por último, como todas las semillas que se digieren parcialmente, no son aconsejables en personas con diverticulosis, pues pueden producir inflamación en las zonas afectadas y conducir a un problema intestinal superior.

Chia3

Alimentos, ni buenos ni malos

Como se puede ver, la chía tiene grandes propiedades, pero no todo lo que reluce es oro, por lo que no habrá una relación dosi- beneficios. Es decir, no porque consumamos grandes cantidades de chía salvaremos nuestra salud y lograremos un perfecto estado corporal, sino que, como siempre decimos, ningún alimento en exceso es bueno.

Aplica una vez más la regla general de que no hay alimentos buenos ni malos. sino que hay alimentos con propiedades sanas o no, y con ventajas y desventajas. La chía, como otras semillas, puede ser beneficiosa, pero no para consumir en grandes cantidades y mucho menos es milagrosa.

Todo alimento con buenas propiedades, consumido con moderación y en el marco de una dieta equilibrada puede beneficiarnos notablemente, pero si pretendemos adelgazar, ganar músculo o reducir el colesterol únicamente comiendo semillas de chía, nunca lograremos grandes resultados, pues como señalamos en el titular, ni es tan beneficiosa ni mucho menos milagrosa.

Bibliografía consultada | Nutrition Research, Volume 29, Issue 6, June 2009, Pages 414–418, Journal of Obesity,Volume 2011, Article ID 297315, 7 pages, doi:10.1155/2011/297315 y Ecology of Food and Nutrition,Volume 26, Issue 2, 1991
En Directo al Paladar | Descubriendo la semilla de chía. Origen y propiedades
Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio