Compartir
Publicidad

Cómo hacer panes y bollos con Thermomix

Cómo hacer panes y bollos con Thermomix
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A partir de este momento empezamos ya a entrar en los usos de nuestra Thermomix en repostería y panadería, donde sin duda es una herramienta de gran ayuda, sobre todo gracias a las funciones de amasado (velocidad espiga), diseñada especialmente a este fin. Como podrás ver, gracias a esta función, hacer panes y bollos con Thermomix es tan fácil como introducir los ingredientes y programar la máquina, ahorrándonos mucho esfuerzo y trabajo.

Como siempre, debemos poner primero los ingredientes líquidos, el agua (mejor mineral) y el aceite (si lo lleva la receta). Normalmente es mejor calentar unos minutos a 37º, sobre todo si estamos en invierno y la temperatura ambiente es baja. Con esto ayudamos a que la levadura fermente mejor la masa. Luego, si usamos levadura fresca de panadería, de estas que vienen en bloques, la añadimos al vaso y mezclamos bien unos segundos a velocidad 2-3, hasta que se disuelva por completo en el agua.

La sal se puede añadir al principio, con el agua, o junto con la harina. Si usas levadura granulada, seca, se debe añadir junto con la harina. Es mejor usar harina de fuerza, una harina especial que hace que el pan suba mejor y quede más esponjoso, por su contenido alto en gluten. La puedes comprar en la panadería, pero si no la encuentras puedes usar harina normal o de repostería.

Una vez añadida la harina al vaso, mezclamos bien unos segundos a velocidad 3-4. Luego programamos 15-20 minutos a velocidad espiga, tiempo más que suficiente para amasar y refinar la masa. El refinado lo hace al ir cambiando el sentido de giro de las cuchillas. En el manual de Thermomix recomiendan menos tiempo, pero me gusta prolongar el refinado para obtener mejores resultados.

Ahora viene el fermentado de la masa, que si queremos se puede hacer dentro del mismo vaso, tapado y cubriendo la máquina con un trapo para que conserve la temperatura. Al cabo de 45 minutos o una hora veremos que la masa ha duplicado su volumen. El tiempo depende de la temperatura ambiente, la cantidad de levadura y el tipo de harina usado.

Después, dependiendo del tipo de pan, pasaremos la masa a una mesa enharinada, amasamos brevemente con las manos y daremos forma a los bollitos, o haremos barras, o un pan redondo. Ponemos el pan en una bandeja de horno enharinada, cubrimos con un paño limpio y dejamos que vuelva a subir la masa, hasta su tamaño definitivo, otros 40 minutos o una hora, en lugar cálido.

Una vez hayan subido, más o menos el doble de su volumen inicial, es el momento de hornear el pan, normalmente a 180º-200º, unos 10 minutos para bollitos, 20-30 minutos para barras y más tiempo para panes grandes.

Para ayudar a formar la corteza se recomienda poner un recipiente con agua en la base del horno, para crear la humedad necesaria. Se sabe que el pan está listo cuando al golpear la base con los nudillos suena a hueco.

Como ves, hacer panes y bollos con Thermomix es bastante fácil, siguiendo estos recomendaciones. Puedes probar empezando por esta receta de Focaccia de aceitunas y romero con Thermomix. Suerte!!

En Directo al Paladar | Las levaduras. Su uso en cocina En Directo al Paladar | Harina de fuerza, ¿cuándo se utiliza? En Directo al Paladar | Focaccia de aceitunas y romero con Thermomix. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos